Lawsuit takes aim at Gifted and Talented programs
Demanda apunta a programas para dotados y talentosos

  • English
  • Español

Lawsuit takes aim at Gifted and Talented programs 

La demanda está dirigida por el grupo de defensa juvenil IntegrateNYC; algunos de sus miembros se muestran aquí en los mítines de 2019.

The system is “rigged.”

That is the claim made in a new lawsuit by a group of New York City high school students against the city and state to stop Gifted and Talented programs and admissions tests for public schools.

In court documents, the plaintiffs charge that public education is a “rigged system” that begins sorting children academically as young as 4 years old, and rewards high-income families who can afford test preparation classes and other student supports.

The lawsuit, filed in Manhattan Supreme Court on March 9, is led by youth advocacy group IntegrateNYC and 13 students identified in the complaint only by their initials.

The complaint alleges that Gifted and Talented programs exclude students of color, who are “instead condemned to neglected schools that deliver inferior and unacceptable outcomes.”

This creates a pipeline from an early age that excludes large numbers of Black and Latino students, the complaint said.

In addition, plaintiffs claim that public schools have few resources to identify and address racism, a lack of racial diversity among staff and also teach curriculums that focus on the “white experience.”

La canciller de escuelas entrante, Meisha Porter, fue nombrada en la demanda.

“Nearly every facet of the New York City public education system operates not only to prop up, but also to affirmatively reproduce, the artificial racial hierarchies that have subordinated people of color for centuries in the United States,” the court documents read.

Among the entities named in the complaint are the New York City Department of Education (DOE), the New York State Education Department, Mayor Bill de Blasio, Governor Andrew Cuomo and incoming Schools Chancellor Meisha Porter.

“There is simply no government accountability system for the eradication of racism from New York City classrooms and school corridors,” the complaint said.

The lawsuit requests that a judge order the school system to scrap its current screening process for selective programs such as Gifted and Talented and more academically rigorous middle and high schools.

The DOE, which previously announced plans to eliminate the single-test entry system for Gifted and Talented programs, said in a statement it was reviewing the lawsuit.

“This administration has taken bold, unprecedented steps to advance equity in our admissions policies – suspending academic screens in middle schools, removing district priorities in high schools, and dismantling a system that uses the test results of four-year-olds to determine their academic success,” the statement said.

When asked about the matter in a media briefing, de Blasio declined to comment on the lawsuit but said the city was working to increase equality in its school admissions process.

“When it comes to things like Gifted and Talented, that’s an area where, again, I’ve been very clear that we need an entirely different system. So, we are ending the Gifted and Talented standardized test. We are inaugurating a brand-new system in September that will include a lot more kids, be a lot more fair in the approach,” de Blasio said.

He added, “The fact is a lot has been done over these years and it’s going to keep going lawsuit or no lawsuit, we need to create more diversification in our schools, it can be done, and there’s the right way to do it which involves bringing parents in and working with them as a way forward.”

Demanda apunta a programas para dotados y talentosos 

 

La demanda fue presentada por un grupo de estudiantes de secundaria de la ciudad de Nueva York.

El sistema está “amañado”.

Ese es el reclamo realizado en una nueva demanda presentada por un grupo de estudiantes de preparatoria de la ciudad de Nueva York contra la ciudad y el estado para detener los programas para estudiantes dotados y talentosos y las pruebas de admisión para las escuelas públicas.

En documentos judiciales, los demandantes afirman que la educación pública es un “sistema manipulado” que comienza a clasificar académicamente a los niños desde los 4 años y recompensa a las familias de altos ingresos que pueden pagar clases de preparación para exámenes y otros apoyos para estudiantes.

La demanda, presentada en la Corte Suprema de Manhattan el 9 de marzo, está encabezada por el grupo de defensa juvenil IntegrateNYC y 13 estudiantes identificados en la demanda solo por sus iniciales.

La denuncia alega que los programas para estudiantes dotados y talentosos excluyen a los estudiantes de color, quienes “en cambio, están condenados a escuelas desatendidas que ofrecen resultados inferiores e inaceptables”.

Esto crea una línea desde una edad temprana que excluye a un gran número de estudiantes negros y latinos, según la demanda.

Los demandantes afirman que las escuelas públicas no tienen suficientes recursos para identificar y abordar el racismo.

Además, los demandantes afirman que las escuelas públicas no tienen suficientes recursos para identificar y abordar el racismo, la falta de diversidad racial entre el personal y también enseñan planes de estudio que se centran en la “experiencia blanca”.

“Casi todas las facetas del sistema de educación pública de la ciudad de Nueva York operan no solo para apuntalar, sino también para reproducir afirmativamente, las jerarquías raciales artificiales que han subordinado a las personas de color durante siglos en los Estados Unidos”, se lee en los documentos judiciales.

Entre las entidades nombradas en la demanda se encuentran el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York (DOE, por sus siglas en inglés), el Departamento de Educación del estado de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio, el gobernador Andrew Cuomo y la entrante canciller de Escuelas, Meisha Porter.

“Simplemente no existe un sistema de responsabilidad del gobierno para la erradicación del racismo en las aulas y los corredores escolares de la ciudad de Nueva York”, dice la denuncia.

La demanda solicita que un juez ordene al sistema escolar que elimine su actual proceso de selección para programas selectivos como los de dotados y talentosos y las escuelas intermedias y preparatorias más rigurosas académicamente.

El Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York (DOE) es el sistema escolar más grande de la nación.

El DOE, que previamente anunció planes para eliminar el sistema de ingreso de prueba única para los programas para estudiantes dotados y talentosos, dijo en un comunicado que estaba revisando la demanda.

“Esta administración ha tomado medidas audaces y sin precedentes para promover la equidad en nuestras políticas de admisión: suspender las evaluaciones académicas en las escuelas intermedias, eliminar las prioridades del distrito en las preparatorias y desmantelar un sistema que utiliza los resultados de las pruebas de los niños de cuatro años para determinar su éxito académico”, dice el comunicado.

Cuando se le preguntó sobre el asunto en una conferencia de prensa, de Blasio se negó a comentar sobre la demanda, pero dijo que la ciudad está trabajando para aumentar la igualdad en su proceso de admisión escolar.

La denuncia alega que los programas para estudiantes dotados y talentosos excluyen a los estudiantes de color.

“Cuando se trata de cosas como Dotados y Talentosos, esa es un área en la que, nuevamente, he dejado muy claro que necesitamos un sistema completamente diferente. Por lo tanto, estamos eliminando la prueba estandarizada para estudiantes dotados y talentosos. Estaremos inaugurando un sistema completamente nuevo en septiembre que incluirá a muchos más niños, será mucho más justo en el enfoque”, dijo de Blasio.

Añadió: “el punto es que se ha hecho mucho en estos años y continuará, con demanda o sin demanda. Necesitamos crear más diversificación en nuestras escuelas, se puede hacer, y existe la manera correcta de hacerlo, lo cual implica traer a los padres y trabajar con ellos como una forma de avanzar”.