Faculty Fight
Lucha del profesorado

  • English
  • Español

Faculty Fight

Union members (and families) have called for greater resources.

These profs are primed for battle.

Union members employed by City University of New York (CUNY) are headed back to Albany, demanding fair pay for faculty and staff.

“Hundreds of thousands of New Yorkers depend on CUNY,” said Barbara Bowen, President of the Professional Staff Congress/CUNY (PSC). “We were willing to risk arrest to demonstrate the urgency of increasing CUNY funding. CUNY cannot give students the support they need to thrive if there is inadequate funding for college libraries and no funding to hire new full-time professors or pay adjunct faculty a just wage.”

Seventeen union members, including Bowen, blocked the entrance to Baruch College last December, demanding CUNY’s board of trustees take a public stand for a budget that adequately funds educational programs and salary increases. They were promptly arrested and charged with disorderly conduct.

The union protesters had their charges tossed out by a Manhattan Criminal Court judge Monday, Feb. 11.

Yet, CUNY trustees approved a budget that union leaders contend will not meet the needs of the school, its students or faculty.

Over 60 PSC members traveled to Albany on Tues., Feb, 12 to press state legislators to “fix the State’s broken funding model for CUNY and to fund our contract,” as Bowen stated in social media posts.

“Hundreds of thousands of New Yorkers depend on CUNY,” said PSC President Barbara Bowen (far right).

CUNY’s fiscal year 2020 Operating Budget Request lists $3,898,300 in total funding. More than $2.053 billion is from the state, with the city kicking in a little over $600 million. CUNY’s budget also lists about $750 million in tuition. That is a 7.7 percent overall increase in funding. Funding levels for scholarships and waivers ($201 million) and federal funding ($285 million) remained at the 2019 level.

Faculty and staff have been without a contract for more than a year. According to CUNY’s Operating Budget Request, its baseline costs will increase $129.1 million in fiscal year 2020. Nearly $100 million of that is for contractual salary increments and fringe benefits.

Union members say that 12,000 adjunct faculty teach the majority of classes. An experienced adjunct is paid on average $3,500 per class, which translates into approximately $28,000 per year if they teach a full load of eight courses. Union members are rallying for of $7,000 per class. That would still be less than $18,000 than the average annual salary for a full-time lecturer teaching eight classes.

Members are rallying for of $7,000 per class for adjunct professors.

Approximately 53 percent of CUNY’s budget comes from state aid and Tuition Assistance Program (TAP). Students who qualify for TAP receive reduced tuition. Colleges with high percentages of students receiving TAP receive less revenue from tuition.

With the passage of the DREAM Act, undocumented students will also qualify for TAP. While the overall percentage of state aid for TAP remained at 53 percent of CUNY’s budget, the amount state support increased by 7.2 percent.

Bowen urged fellow PSC members and supporters to send messages directly to legislators.

“You don’t need to be in Albany to amplify the union’s power,” she wrote. “You can increase our impact by sending this message to your legislator. I am asking you to send the message today.”

Lucha del profesorado

Miembros del sindicato (y las familias) han pedido mayores recursos.

Estos profes están preparados para la batalla.

Miembros del sindicato empleados por la City University de NuevaYork (CUNY) se dirigen una vez más a Albany, exigiendo una remuneración justa para los profesores y el personal.

“Cientos de miles de neoyorquinos dependen de CUNY”, dijo Bárbara Bowen, presidenta del Congreso de Personal Profesional/CUNY (PSC, por sus siglas en inglés). “Estábamos dispuestos a arriesgarnos al arresto para demostrar la urgencia de aumentar la financiación de CUNY, pues CUNY no puede brindar a los estudiantes el apoyo que necesitan para prosperar si no hay fondos suficientes para las bibliotecas universitarias y no hay fondos para contratar nuevos profesores de tiempo completo o pagar a los profesores adjuntos un salario justo”.

Diecisiete miembros del sindicato, incluida Bowen, bloquearon la entrada a Baruch College en diciembre pasado, exigiendo que el consejo de administración de CUNY tomara una posición pública por un presupuesto que financie adecuadamente los programas educativos y los aumentos salariales. Fueron rápidamente arrestados y acusados de conducta desordenada.

Un juez de la Corte Penal de Manhattan impuso cargos a los manifestantes sindicales el lunes 11 de febrero.

Sin embargo, los fideicomisarios de CUNY aprobaron un presupuesto que los líderes sindicales sostienen que no satisfará las necesidades de la escuela, de sus estudiantes, ni de los profesores.

Más de 60 miembros del PSC viajaron a Albany el martes 12 de febrero para presionar a los legisladores estatales para que “reparen el modelo de financiamiento roto del estado para CUNY y para que financien nuestro contrato”, como dijo Bowen en publicaciones de las redes sociales.

La secretaria del PSC y profesora de John Jay, Nivedita Majumdar, fue arrestada en diciembre.

La solicitud de presupuesto operativo de CUNY para el año fiscal 2020 lista $3,898,300 dólares en financiamiento total. Más de $2,053 miles de millones de dólares son del estado, con la ciudad contribuyendo con un poco más de $600 millones de dólares. El presupuesto de CUNY también incluye alrededor de $750 millones de dólares en matrícula. Eso es un aumento general de 7.7 por ciento en la financiación. Los niveles de financiamiento para becas y exenciones ($201 millones de dólares) y fondos federales ($285 millones de dólares) se mantuvieron en el nivel de 2019.

El profesorado y el personal han estado sin contrato por más de un año. De acuerdo con la solicitud de presupuesto operativo de CUNY, sus costos básicos aumentarán $129.1 millones de dólares en el año fiscal 2020. Casi $100 millones de dólares de eso son para incrementos salariales contractuales y beneficios complementarios.

Los miembros del sindicato dicen que 12,000 profesores adjuntos enseñan la mayoría de las clases. Un adjunto con experiencia recibe como pago en promedio $3,500 dólares por clase, lo que se traduce en aproximadamente $28,000 dólares al año si enseña una carga completa de ocho cursos. Los miembros del sindicato se están manifestando por $7,000 dólares por clase. Eso aún sería menos de $18,000 dólares que el salario promedio anual para un profesor de tiempo completo que da ocho clases.

Miembros del PSC se reunieron con legisladores estatales, incluida la asambleísta Aravella Simotas (centro).

Aproximadamente el 53 por ciento del presupuesto de CUNY proviene de ayuda estatal y del Programa de Asistencia de Matrícula (TAP, por sus siglas en inglés). Los estudiantes que califican para TAP reciben matrícula reducida. Las universidades con altos porcentajes de estudiantes que reciben TAP reciben menos ingresos de la matrícula.

Con la aprobación de la DREAM Act, los estudiantes indocumentados también calificarán para TAP. Si bien el porcentaje general de la ayuda estatal para TAP se mantuvo en el 53 por ciento del presupuesto de CUNY, la cantidad de apoyo estatal aumentó en un 7.2 por ciento.

Bowen instó a miembros y simpatizantes del PSC a enviar mensajes directamente a los legisladores.

“No es necesario estar en Albany para intensificar el poder del sindicato”, escribió. “Puede aumentar nuestro impacto enviando este mensaje a su legislador. Les pido enviar el mensaje hoy”.