START! makes strides
START logra grandes avances

  • English
  • Español

START! makes strides

Story, photos and video by Sherry Mazzocchi

IMG_3160 WEB

Yeshiva University’s START! (Students Teachers And Researchers Teach) volunteers teach science in Washington Heights public schools.

Some of the best and brightest college students in the nation teach science in Washington Heights public schools.

For free.

Each week, Yeshiva University (YU) students volunteer in three Washington Heights public schools, teaching the beauty and magic of science, technology, math and engineering to children.

Now START! (Students Teachers And Researchers Teach) is expanding—both internationally and nationally.

The YU program is offering its resources to other universities, including seed money, information on where to purchase materials and ideas for modules.

The program is being adopted by the University of Iowa and York University in Toronto, Canada.

“We ask in return that they give us ideas also, so that we can build this intellectual community—this community of thinkers, of innovators, of teachers,” said Yair Saperstein. Saperstein loves science and teaching.

He co-founded the project when he was a chemistry student at YU.

IMG_3170 WEB

“We can build this intellectual community,” said START! founder Yair Saperstein.

WhenYouWish.com/project/start that ends on April 15th.

 

Since many elementary and middle schools don’t have dedicated science teachers, he wanted to do something to fill the gap.

He sent an e-mail to the YU student body asking for volunteers to work with him. He immediately got about 70 replies.

“And that’s when I knew I had something big,” he said.

This year, START! entered the Dell Social Innovation Challenge to promote their program and ended up as a semi-finalist. It also has a crowd-funding campaign on

At YU, START! volunteers developed their own classroom curriculum. They currently have about 40 lessons, or modules. Ideas come from their own classes as well as suggestions from teachers and students.

“We try to align our ideas with their curriculum,” said Saperstein.

Often the lessons align with children’s coursework, but sometimes it’s new and children end up learning even more concepts.

IMG_3165 WEB

The program is being adopted by the University of Iowa and York University in Toronto, Canada.

Teachers are present in the classroom as seven or eight YU students teach.

The class is broken up into small groups so children get a lot of attention; the lessons are hands on.

Yaakov Tuchman, a YU physics major, said one of his favorite sessions involved teaching architecture, engineering and bridge building with gumdrops and toothpicks.

Eli Grunblatt, a chemistry major, created an experiment where children made ice cream with rock salt and liquid nitrogen.

“That was really a lot of fun. It got a little messy,” he said. “But everybody had a good time.”

This fall, YU students will teach at a fourth Washington Heights public school, P.S. 189, in addition to the existing programs at I.S. 143, P.S. 366 and P.S. 132.

Saperstein graduated as valedictorian in 2012.

IMG_3150 WEB

Saperstein (far right) explains a lesson to YU students.

Now a student at Albert Einstein College of Medicine, he started Project TEACH, an offshoot of the program.

Project TEACH is offered at the Children’s Hospital at Montefiore. The program is similar to START! but has a more recreational aim.

While he or the YU students do not receive remuneration or extra credit for the program, Saperstein says giving up his free time to teach is worth it.

“I can say from experience there’s nothing more rewarding than the smile of a kid who understands,” he said.

To find out more about START! or to contribute to their campaign, please visit www.startscience.org or WhenYouWish.com/project/start.

To visit with the START! team, go to http://bit.ly/MT_105.

START logra grandes avances

Historia, fotos y video por Sherry Mazzocchi

IMG_3160 WEBAlgunos de los estudiantes universitarios más brillantes de la nación enseñan ciencias en las escuelas públicas de Washington Heights de forma gratuita.

Cada semana, estudiantes de la Universidad Yeshiva (YU por sus siglas en inglés) son voluntarios en tres escuelas públicas de Washington Heights, enseñando la belleza y la magia de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas a los niños.

Ahora START! (Maestros, Estudiantes e Investigadores Enseñando) está creciendo, tanto a nivel internacional como nacional.

El programa de YU está ofreciendo sus recursos a otras universidades, incluyendo el capital inicial, la información sobre dónde comprar los materiales e ideas para módulos. El programa está siendo adoptado por la Universidad de Iowa y la Universidad de York en Toronto, Canadá.

“Les pedimos a cambio que también nos den ideas para que podamos construir esta comunidad intelectual, esta comunidad de pensadores, de innovadores, de maestros”, dijo Yair Saperstein.

Saperstein ama la ciencia y la enseñanza.

IMG_3170 WEB

Fue cofundador del proyecto cuando era estudiante de química en YU. Dado que muchas de las escuelas primarias y secundarias no tienen profesores de ciencias dedicados, quería hacer algo para llenar el vacío. Envió un correo electrónico a los estudiantes de YU pidiendo voluntarios para trabajar con él.

 

De inmediato recibió alrededor de 70 respuestas.

“Y fue entonces cuando supe que tenía algo grande”, dijo.

Este año, START! entró en el concurso de innovación social de Dell para promover su programa y terminó como un semifinalista. También cuenta con una campaña de financiamiento colectivo en WhenYouWish.com/project/start que termina el 15 de abril.

Los voluntarios de START! en YU desarrollaron su propio plan de estudios. Actualmente tienen cerca de 40 lecciones, o módulos. Las ideas surgen de sus propias clases, así como de sugerencias de los profesores y estudiantes.

“Tratamos de alinear nuestras ideas con su plan de estudios”, dijo Saperstein. A menudo, las lecciones van alineadas con los cursos de los niños, pero a veces vemos cosas nuevas y los niños terminan aprendiendo aún más conceptos.

IMG_3165 WEB

Los maestros están presentes en el salón de clases mientras siete u ocho estudiantes de YU enseñan.

La clase se divide en grupos pequeños para que los niños obtengan mucha atención. Las lecciones son prácticas.

Yaakov Tuchman, un estudiante de física en YU, dijo que una de sus sesiones favoritas incluye enseñar arquitectura, ingeniería y construcción de puentes con gomitas y palillos de dientes.

Eli Grunblatt, un estudiante de química, creó un experimento en el que los niños hicieron un helado con sal de roca y nitrógeno líquido. “Eso fue realmente muy divertido. Se puso un poco desordenado”, dijo. “Pero todos lo pasamos muy bien.”

Este otoño, los estudiantes de YU enseñarán en una cuarta escuela pública de Washington Heights, la PS 189, además de los programas existentes en I.S. 143, P.S. 366 y P.S. 132.

Saperstein se graduó como mejor alumno en 2012. Ahora, como un estudiante en el Colegio de Medicina de Albert Einstein, comenzó una rama del programa.

IMG_3150 WEB

El proyecto TEACH se ofrece en el Hospital Infantil de Montefiore. El programa es similar a START! pero tiene un objetivo más lúdico.

Aunque él o los estudiantes de YU no reciben remuneración o créditos adicionales por el programa, Saperstein indicó que es suficiente enseñarle a estos estudiantes.

“Puedo decir por experiencia que no hay nada más gratificante que la sonrisa de un niño que entiende”, dijo.

Si desea saber más acerca de START!! o contribuir a su campaña, visite su sitio web en http://www.startscience.org o en WhenYouWish.com/project/start. Para visitar con el equipo de START, visite http://bit.ly/MT_105.

Photos CUTLINES

3160 Estudiantes de la Universidad Yeshiva forman un el equipo START! y enseñan ciencias en las escuelas públicas de Washington Heights.

3170 “Podemos construir esta comunidad intelectual”, dijo fundador Yair Saperstein.

3165 El programa está siendo adoptado por la Universidad de Iowa y la Universidad de York en Toronto, Canadá.

3150 Saperstein (derecha) explica una lección.