“We want him back right now” 
“Lo queremos de vuelta ahora mismo” 

  • English
  • Español

“We want him back right now” 

Family of Rhony Ramos seeks answers

Story and photos by Sherry Mazzocchi

Community members gathered for a vigil for Rhony Ramos.

As parents picked up their children from the Mama Tingo Childcare Learning Center another family stood outside in the cold, waiting for their son to come home.

Rhony Ramos, 30, was wearing a black coat when left home at approximately 6:20 a.m. on Nov. 28.

He never made it to his job on the Lower East Side. Calls to his phone go unanswered.

Since then his family has mounted an all-out campaign to search for Ramos, who turned 30 just days after he went missing.  They have covered the city with posters alerting everyone to Ramos’s disappearance and contact information. Now they are inviting the community to help in a search for Rhony.

At a vigil for her son outside of the childcare center, Ramona Ramos stood silently as others spoke.  Rosita Romero, Executive Director of the Dominican Women’s Development Center (DWDC) and Mama Tingo where Ms. Ramos is employed, said she stood by the Ramos family.

Community members gathered for a vigil for Rhony Ramos.

“We want to be sure that all of us show our support,” she said. “One thing that we make clear is that we have hope. We have hope that Rhony is well and that he is alive and we expect him home. We don’t know what happened. We want him to come home.”

Rhony’s sister, Elsa Franco, said her mother hasn’t slept or eaten very much since her son’s disappearance. “She’s devastated,” she said. Her brother’s two small children are also worried. “They are asking why they haven’t gotten a call from daddy,” she said.

Franco said that they would appreciate if people could put up more posters or volunteer to look for Rhony. “We want answers,” she said.

Franco and her brother Eddie Ramos both said that police have not given the family any new information. They call frequently but rarely hear anything new. They fear that their brother’s case is no longer a priority. “I called them the other day, and the detective said he was traveling on another case,” said Eddie Ramos.

Ramona Ramos is seeking answers about her son.

Councilmember Ydanis Rodríguez was also present at the vigil. He called on the detectives handling Rhony’s case to work on it exclusively. “I want the police to put the same resources behind this as they would a wealthy person,” he said.

Eddie Ramos has called hospitals and shelters in both New York and New Jersey to no avail. He said surveillance video shows his brother entered the A train station at the 175th Street entrance on the morning of Nov. 28th. But he never made it to work.

Family and friends have re-traced his steps but have not found any clues.

“I just want my brother to come home,” Eddie Ramos said. “We want him back for the holidays,” he said. “We want him back right now.  For dinner.”

Anyone with information is asked to contact Det. Cleary of the 33rd Precinct at 212.927.3780.

“Lo queremos de vuelta ahora mismo” 

La familia de Rhony Ramos busca respuestas

Historia y fotos por Sherry Mazzocchi

Ramos fue visto por última vez entrando a esta estación de metro en la mañana del 28 de noviembre.

Mientras los padres recogían a sus hijos en el Centro de Aprendizaje de Cuidado Infantil Mamá Tingo, otra familia estaba afuera en el frío, esperando que su hijo regrese a casa.

Rhony Ramos, de 30 años, llevaba un abrigo negro cuando salió de su casa aproximadamente a las 6:20 a.m. el 28 de noviembre.

Nunca llegó a su trabajo en el Lower East Side. Las llamadas a su teléfono no tienen respuesta.

Desde entonces, su familia ha montado una campaña a tope para buscar a Ramos, quien cumplió 30 años solo días después de su desaparición. Han cubierto la ciudad con carteles que alertan a todos sobre la desaparición de Ramos y la información de contacto. Ahora están invitando a la comunidad a ayudar en la búsqueda de Rhony.

En una vigilia por su hijo afuera del centro de cuidado infantil, Ramona Ramos quedó en silencio mientras otros hablaban. Rosita Romero, directora ejecutiva del Centro de Desarrollo de Mujeres Dominicanas (DWDC, por sus siglas en inglés) y Mamá Tingo, donde trabaja la señora Ramos, dijo que apoya a la familia Ramos.

“Queremos estar seguros de que todos nosotros mostremos nuestro apoyo”, dijo. “Una cosa que dejamos en claro es que tenemos esperanza. Tenemos la esperanza de que Rhony esté bien y que esté vivo, lo esperemos en casa. No sabemos lo que pasó. Queremos que vuelva a casa”.

La señora Ramos ha trabajado en el centro de cuidado infantil por años.

La hermana de Rhony, Elsa Franco, dijo que su madre no ha dormido ni comido mucho desde la desaparición de su hijo. “Ella está devastada”, dijo. Los dos hijos pequeños de su hermano también están preocupados. “Están preguntando por qué no han recibido una llamada de papá”, comentó.

Franco explicó que agradecerían si la gente pudiera colocar más carteles u ofrecerse como voluntarios para buscar a Rhony. “Queremos respuestas”, exclamó.

Franco y su hermano, Eddie Ramos, dijeron que la policía no le ha dado a la familia ninguna información nueva. Llaman con frecuencia pero rara vez escuchan algo nuevo. Temen que el caso de su hermano ya no sea una prioridad. “Los llamé el otro día y el detective dijo que viajaba por otro caso”, comentó Eddie Ramos.

El concejal Ydanis Rodríguez también estuvo presente en la vigilia. Pidió a los detectives que manejan el caso de Rhony que trabajen en él exclusivamente. “Quiero que la policía ponga los mismos recursos en esto como lo haría con una persona adinerada”, dijo.

Ramona Ramos busca respuestas sobre su hijo.

Eddie Ramos ha llamado a hospitales y refugios en Nueva York y Nueva Jersey en vano. Dijo que el video de vigilancia muestra que su hermano entró a la estación del tren A en la entrada de la calle 175 en la mañana del 28 de noviembre, pero nunca llegó al trabajo.

Familiares y amigos han rastreado sus pasos, pero no han encontrado ninguna pista.

“Solo quiero que mi hermano vuelva a casa”, dijo Eddie Ramos. “Lo queremos de vuelta para las fiestas”, dijo. “Lo queremos de vuelta ahora mismo. Para la cena”.

Cualquier persona con información debe ponerse en contacto con el detective Cleary de la Comisaría 33ª en el tel. 212.927.3780.