“The burnout is real”
“El agotamiento es real” 

  • English
  • Español

“The burnout is real”

Nurses rally for safe hospital staffing 

By Gregg McQueen

Photos: Cristóbal Vivar

Nurses rallied outside NewYork-Presbyterian’s Milstein Building.

Frontline nurses rallied outside of New York-Presbyterian (NYP) and Mount Sinai hospitals in Manhattan on Tues., Mar. 17th, calling for the passage of safe staffing legislation to bolster nurse-to-patient ratios at healthcare facilities.

On the one-year anniversary of New York City imposing shutdowns to halt the spread of the Covid-19, members of the New York State Nurses Association (NYSNA) said hospitals have remained understaffed throughout the pandemic, creating burnout among nurses and jeopardizing patient lives.

“I hear every single day about nurses who are struggling, nurses who are frustrated and nurses who are outraged about not having what we need and what our patients need after more than a year of the Covid-19 pandemic,” said NYSNA First Vice President and NYP nurse Anthony Ciampa, speaking outside of the Milstein Hospital Building in Washington Heights.

Critical care nurse Judith Anuada-Gumban said NYP increased its number of intensive care unit (ICU) beds during the pandemic. 

“Our ICU bed capacity was increased from 10 to 14, but our nurse staffing was not increased,” she said.

“Nurses are reaching our tipping point. We’re working every single day. In the MICU [Medical Intensive Care Unit], some of us pull 14 days, 15 days straight,” added NYP nurse Lori Wagner. “The burnout is getting real. You just can’t rest.”

“I hear every single day about nurses who are struggling,” said NYSNA First Vice President Anthony Ciampa (at the microphone).

Although Covid hospitalization numbers are lower than they were a year ago, Wagner said there is still a steady stream of coronavirus patients coming into the ICU.

“Patients recover, and the beds are booked again before a patient even leaves,” she said. “It’s a vicious cycle.”

Nurses called on lawmakers to pass the Safe Staffing for Quality Care Act, which is currently pending in the State Senate and Assembly.

The legislation would require hospitals and nursing homes to enact specific nurse-to-patient ratios and allow nurses to refuse work assignments if minimum staffing requirements are not met. It would also impose civil penalties for violations of staffing ratios.

“Covid-19 exposed the deadly consequences of understaffing in nursing homes and hospitals,” said Ciampa, who led a moment of silence for New Yorkers who died from the coronavirus. “One year ago, hospitals were overwhelmed and now there should be no exhaust for the lack of safe staffing to prepare for all our patients.”

A recent study by the University of Pennsylvania indicated that more than 4,300 lives could be saved in New York hospitals over a two-year period if the state had better staffing ratios. 

“How many lives could we have saved if we had a safe staffing law in place prior to Covid? One can only wonder,” remarked NYSNA President Judy Sheridan-González. “When the Governor said, increase your bed capacity by 50 percent, that is not the answer unless you can increase your nursing capacity by 50 percent as well. That did not happen.

“This is a fight to save lives,” said Assemblymember Carmen De La Rosa.

“What a trauma it was for us to have to decide whose life we could save and who we could not save,” she added. What will solve that is a law that will mandate a critical number of nurses for a critical number of patients.”

Pediatric nurse Aretha Morgan said that NYP instituted a hiring freeze in recent months, leaving more than 200 nurse positions on hold.

“We’re working our butts off to keep our patients alive and well but we are not machines,” she stated.

“This can be solved through legislation,” said City Council Health Committee Chair Mark Levine. “But NYP doesn’t need to wait for legislation. They can do the right thing today.”

In a statement, NYP said it valued its “skilled and dedicated nurses who continue to do so much for our patients and the community during this pandemic.”

“Despite unprecedented challenges, we are working with our heroic clinical teams to continue to provide the safe and exceptional care that NewYork-Presbyterian is known for. Patient safety will remain our top priority,” the statement said.

At Mount Sinai, nurses have reported a lack of supplies and said that hospital managers were still rationing personal protective equipment.

“Many hospitals’ Covid ICU numbers have gone down, but ours have plateaued at a level that is too high,” said Mount Sinai nurse Valerie Burgos. “The physical and mental isolation of working in a Covid ICU is made worse by not having the essential work tools nurses require and have been asking for more than a year — PPE and safe staffing.” 

According to NYSNA, nurses and other advocates plan to make phone calls to state lawmakers, asking them to support the Safe Staffing bill.  

“This is not just about NYSNA and their nurses saying they want this for themselves. They’re saying this because they know it is best for the patients that they take care of,” said City Council Speaker Corey Johnson, who joined the rally outside of Mount Sinai.

“We are not machines,” said pediatric nurse Aretha Morgan (center).
Photo: NYSNA

Manhattan Borough President Gale Brewer chided large hospital systems for acquiring large amounts of city real estate but failing to spend money on safe staffing.

“I’ve seen what goes on. They’re feeling that they have to have more and more real estate but not more staffing of nurses. There’s something wrong with that picture,” she said.

At the Washington Heights rally, State Assemblymember Carmen De La Rosa thanked nurses for their service “in the darkest hours of our city and our state.”

“That sacrifice you’ve had to make is because government has failed to step up and pass safe staffing,” she stated. “This is not a political fight. This is a fight to save lives.”

De La Rosa vowed to push the safe staffing bill in Albany during budget negotiations.

“Budgets are moral documents,” she said. “In the midst of a global pandemic, it’s a time to be doubling down on investments.”

 

For more information, please visit nysna.org.

“El agotamiento es real” 

Enfermeras se manifiestan por personal seguro en los hospitales 

Por Gregg McQueen 

Fotos: Cristóbal Vivar 

“[El NYP] puede hacer lo correcto hoy”, dijo el concejal Mark Levine.

Enfermeras de primera línea se manifestaron frente a los hospitales New York-Presbyterian (NYP) y Mount Sinai en Manhattan el martes 17 de marzo, pidiendo la aprobación de una legislación de personal seguro para reforzar la proporción de enfermeras por paciente en los centros de atención médica. 

En el primer aniversario de la imposición de cierres de la ciudad de Nueva York para detener la propagación del Covid-19, miembros de la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York (NYSNA, por sus siglas en inglés) dijeron que los hospitales no han tenido suficiente personal durante la pandemia, lo que ha provocado agotamiento entre las enfermeras y ha puesto en peligro la vida de los pacientes. 

“Escucho todos los días sobre enfermeras que están luchando, enfermeras que están frustradas y enfermeras que están indignadas por no tener lo que necesitamos y lo que nuestros pacientes necesitan después de más de un año de la pandemia de Covid-19”, dijo el primer vicepresidente de NYSNA y enfermero del NYP Anthony Ciampa, hablando afuera del edificio del Hospital Milstein en Washington Heights. 

La enfermera de cuidados intensivos Judith Anuada-Gumban dijo que el NYP aumentó su número de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI, por sus siglas en inglés) durante la pandemia. 

“Nuestra capacidad de camas en la UCI se incrementó de 10 a 14, pero nuestra dotación de enfermeras no se incrementó”, dijo. 

“Las enfermeras estamos llegando a nuestro punto de inflexión. Trabajamos todos los días. En la MICU [siglas en inglés de Unidad de Cuidados Intensivos Médicos], algunos trabajamos 14 días, 15 días seguidos”, agregó la enfermera del NYP, Lori Wagner. “El agotamiento se está volviendo real. Simplemente no puedes descansar”. 

Aunque las cifras de hospitalizaciones por Covid son más bajas que hace un año, Wagner dijo que aún hay un flujo constante de pacientes con coronavirus que ingresan a la UCI. 

Judy Sheridan-González, presidenta de la NYSNA.

“Los pacientes se recuperan y las camas son reservadas antes de que el paciente se vaya”, dijo. “Es un círculo vicioso”. 

Las enfermeras pidieron a los legisladores aprobar la Ley de Personal Seguro para una atención de calidad, que actualmente está pendiente en el Senado y la Asamblea estatales. 

La legislación requeriría que los hospitales y hogares para adultos mayores promulguen proporciones específicas de enfermeros por paciente y permitiría que las enfermeras rechacen las asignaciones de trabajo si no se cumplen los requisitos mínimos de personal. También impondría sanciones civiles por violaciones a las proporciones de personal. 

“La Covid-19 expuso las consecuencias mortales de la falta de personal en los hogares para adultos mayores y los hospitales”, dijo Ciampa, quien dirigió un momento de silencio en honor a los neoyorquinos que murieron por coronavirus. “Hace un año, los hospitales estaban abrumados y ahora no debería haber ningún escape para la falta de personal seguro para prepararnos para todos nuestros pacientes”. 

Un estudio reciente de la Universidad de Pensilvania indicó que se podrían salvar más de 4,300 vidas en los hospitales de Nueva York durante un período de dos años si el estado tuviera mejores proporciones de personal. 

El senador estatal Robert Jackson asistió a la manifestación.

“¿Cuántas vidas podríamos haber salvado si hubiéramos tenido una ley de personal segura antes de Covid? Uno solo puede imaginar”, comentó la presidenta de NYSNA, Judy Sheridan-González. “Cuando el gobernador dijo, aumenten su capacidad de camas en un 50 por ciento, esa no es la respuesta a menos que podamos aumentar la capacidad de enfermería en un 50 por ciento también. Eso no sucedió”. 

“Qué trauma fue para nosotros tener que decidir qué vida podíamos salvar y cuál no”, añadió. “Lo que resolverá eso es una ley que exigirá un número crítico de enfermeras para un número crítico de pacientes”. 

La enfermera pediátrica Aretha Morgan dijo que el NYP instituyó un congelamiento de contrataciones en los últimos meses, dejando más de 200 puestos de enfermería en espera. 

“Estamos trabajando duro para mantener a nuestros pacientes con vida y bien, pero no somos máquinas”, afirmó. 

“Esto se puede resolver mediante la legislación”, dijo el presidente del Comité de Salud del Concejo Municipal, Mark Levine. “Pero el NYP no necesita esperar a que se promulgue la legislación. Pueden hacer lo correcto hoy”. 

En un comunicado, NYP dijo que valora a sus “enfermeras capacitadas y dedicadas que continúan haciendo tanto por nuestros pacientes y la comunidad durante esta pandemia”.

“A pesar de los desafíos sin precedentes, estamos trabajando con nuestros heroicos equipos clínicos para continuar brindando la atención segura y excepcional por la que se conoce a NewYork-Presbyterian. La seguridad del paciente seguirá siendo nuestra principal prioridad ”, dijo el comunicado.

Las enfermeras de Mount Sinai han informado sobre la falta de suministros y han señalado que los administradores de los hospitales aún racionaban el equipo de protección personal. 

“El número de UCI Covid de muchos hospitales ha disminuido, pero el nuestro se ha estancado a un nivel demasiado alto”, dijo la enfermera de Mount Sinai, Valerie Burgos. “El aislamiento físico y mental de trabajar en una UCI Covid empeora al no tener las herramientas de trabajo esenciales que las enfermeras necesitan y llevan pidiendo más de un año: PPE y personal seguro”. 

Según la NYSNA, las enfermeras y otros defensores planean hacer llamadas telefónicas a los legisladores estatales, pidiéndoles que apoyen el proyecto de ley de Personal Seguro. 

Las enfermeras se manifestaron frente al edificio Milstein del New York-Presbyterian.

“No se trata solo de que la NYSNA y sus enfermeras digan que quieren esto para ellas. Dicen esto porque saben que es lo mejor para los pacientes que atienden”, dijo el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, quien se unió a la manifestación en las afueras de Mount Sinai. 

La presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, reprendió a los grandes sistemas hospitalarios por adquirir grandes cantidades de bienes raíces de la ciudad, pero no gastar dinero en personal seguro. 

“He visto lo que sucede. Sienten que deben tener cada vez más bienes raíces, pero no más personal de enfermería. Hay algo mal en esa imagen”, dijo. 

En el mitin de Washington Heights, la asambleísta estatal Carmen de la Rosa agradeció a las enfermeras por su servicio “en las horas más oscuras de nuestra ciudad y nuestro estado”. 

“Ese sacrificio que han tenido que hacer se debe a que el gobierno no ha dado un paso al frente y no ha aprobado el personal seguro”, afirmó. “Esta no es una pelea política. Esta es una lucha por salvar vidas”. 

De la Rosa prometió impulsar el proyecto de ley Personal Seguro en Albany durante las negociaciones presupuestarias. 

“Los presupuestos son documentos morales”, dijo. “En medio de una pandemia mundial, es el momento de duplicar las inversiones”. 

  

Para más información, por favor visite nysna.org.