Watch on the Water
Vigile el agua

  • English
  • Español

Watch on the Water

Spray safely.

The city’s Department of Environmental Protection (DEP) reminds New Yorkers that opening fire hydrants without spray caps is illegal, wasteful, and dangerous. Illegally opened hydrants can lower water pressure and put lives at risk if there is a fire.

Cool off safely.

Cool off safely.

Children can also be at serious risk, because the powerful force of an open hydrant without a spray cap can knock a child down, causing an injury.

The unauthorized opening of city fire hydrants can increase during heat waves.

However, opening a hydrant without a spray cap lowers water pressure and can hinder firefighting by reducing the flow of water to hoses and pumps. The reduction of water pressure resulting from illegally opened hydrants can also cause problems at hospitals and other medical facilities.

Opening a hydrant illegally can result in fines of up to $1,000, imprisonment for up to 30 days, or both.

Hydrants can be opened legally if equipped with a city-approved spray cap. One illegally opened hydrant can release more than 1,000 gallons of water per minute, while a hydrant with a spray cap releases 20 to 25 gallons per minute.

Spray caps can be obtained by an adult 18 or over, free of charge, at local firehouses.

New Yorkers are urged to report illegally opened fire hydrants to 311. DEP has additional staff on call to respond to reports of illegally opened fire hydrants.

DEP manages the city’s water supply, providing approximately 1 billion gallons of water each day to more than 9 million residents, including 8.5 million in New York City. For more information, please visit nyc.gov/dep.

Vigile el agua

A hydrant with a spray cap releases 20 to 25 gallons per minute.

Un hidrante con tapón de rociado libera de 20 a 25 galones por minuto.

Rocíe de forma segura.

El Departamento de Protección Ambiental de la ciudad (DEP por sus siglas en inglés) le recuerda a los neoyorquinos que la apertura de los hidrantes sin tapas de rociado es ilegal, un desperdicio y algo peligroso. Los hidrantes abiertos ilegalmente pueden disminuir la presión del agua y poner en riesgo vidas si hay un incendio.

Los niños también pueden estar en riesgo grave, debido a que la fuerza poderosa de un hidrante abierto sin una tapa de rociado puede derribar a un niño al suelo, causando una lesión.

La apertura no autorizada de los hidrantes de la ciudad puede aumentar durante las olas de calor.

La apertura de un hidrante sin un tapón de rociado disminuye la presión del agua y puede dificultar la extinción de incendios al reducir el flujo de agua a las mangueras y bombas. La reducción de la presión del agua de los hidrantes abiertos ilegalmente también puede causar problemas en los hospitales y otras instalaciones médicas.

Abrir un hidrante de manera ilegal puede resultar en multas de hasta $1,000 dólares, hasta 30 días de prisión, o ambos.

Los hidrantes se pueden abrir legalmente si están equipado con un tapón de rociado aprobado por la ciudad. Un hidrante abierto ilegalmente puede liberar más de 1,000 galones de agua por minuto, mientras que uno con un tapón de rociado libera de 20 a 25 galones por minuto.

Las tapas de rociado pueden ser obtenidas de forma gratuita por un adulto mayor de 18 años en las estaciones locales de bomberos.

Spray caps can be obtained free of charge.

Las tapas de rociado se pueden obtener de forma gratuita.

Se insta a los neoyorquinos a reportar los hidrantes abiertos ilegalmente al 311. El DEP tiene más personal de guardia para responder a los informes sobre hidrantes abiertos ilegalmente.

El DEP administra el suministro de agua de la ciudad, proporcionando aproximadamente 1 mil millones de galones de agua cada día a más de 9 millones de habitantes, incluyendo 8.5 millones en la ciudad de Nueva York. Para más información, por favor visite nyc.gov/dep.