Virus Crisis
Crisis Corona

  • English
  • Español

Virus Crisis

Signed and delivered.

It’s a city in crisis – but not chaos.

Mayor Bill de Blasio made it official on Thurs., Mar. 12th and declared a state of emergency for New York City, which had over 100 confirmed cases of COVID-19 (Coronavirus) at last count.

But that number is expected to increase dramatically in coming days, with city officials predicting that 1,000 cases might soon be confirmed as testing is more widely available.

“It’s going to get a lot worse before it gets better,” said de Blasio. “These overall numbers are striking and troubling.”

While the city’s public schools were not officially closed by the Department of Education (DOE), other academic institutions including the Archdiocese of New York and the City University of New York moved to schedule online classes or temporary recesses.

“Public schools are essential,” said de Blasio. “And they are remaining open, even as we cut back non-essential activity in school buildings.”

The measures are intended to help slow the spread of the disease, which has been declared a pandemic by the World Health Organization (WHO).

Authorities have held numerous tabletop discussions.

“It’s going to get a lot worse before it gets better,” said de Blasio. “And I want to be clear about that, we will be at this for months and months. This is – I said earlier today, this is a battle we are going into – a long battle. It is the opposite of when you’re told don’t worry, it’ll all be over soon. This will not be over soon. This is going to be a long, long battle. It’s going to be a tough battle.”

Governor Andrew Cuomo also made a series of dramatic announcements, including prohibiting all crowds of 500 people or more, which include destinations such as Madison Square Garden – and suspending Broadway shows.

The city’s public transit system is operating as per its usual schedule, and there are no current plans to shut down or quarantine any part of the city.

Despite the dire warnings, de Blasio issued reassurances that New York City would emerge a stronger city.

“There is no precedent for this in U.S. history or New York City history. New Yorkers are handling this with tremendous strength and resiliency,” he insisted. “People are stepping up, people are looking out for each other and their neighbors. We’re going to need a whole lot more of that. There’s a lot we can do to help each other, to support each other, to protect people. We will unquestionably overcome this.”

Anyone who needs information can go to nyc.gov/coronavirus or text the word COVID – C-O-V-I-D – to 692-692, or call 3-1-1.

Crisis Corona

Una medida necesaria.

Es una ciudad en crisis, pero no un caos.

El alcalde Bill de Blasio lo hizo oficial el jueves 12 de marzo y declaró el estado de emergencia para la ciudad de Nueva York, que tenía mas de 100 casos confirmados de COVID-19 (Coronavirus) en el último recuento.

Pero se espera que ese número aumente drásticamente en los próximos días, y los funcionarios de la ciudad predicen que mil casos podrían confirmarse pronto ya que las pruebas están más ampliamente disponibles.

“Va a empeorar mucho antes de mejorar”, dijo de Blasio. “Estas cifras generales son sorprendentes y preocupantes”.

Si bien el Departamento de Educación (DOE, por sus siglas en inglés) no cerró oficialmente las escuelas públicas de la ciudad, otras instituciones académicas, como la Arquidiócesis de Nueva York y la Universidad de la Ciudad de Nueva York, se prepararon para programar clases en línea o recesos temporales.

“Las escuelas públicas son esenciales”, dijo de Blasio. “Y permanecen abiertas, incluso mientras reducimos la actividad no esencial en los edificios escolares”.

Las medidas buscan ayudar a retrasar la propagación de la enfermedad, que ha sido declarada una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS, por sus siglas en inglés).

“Va a empeorar mucho antes de mejorar”, dijo de Blasio. “Y quiero ser claro al respecto, estaremos en esto durante meses y meses. Esta es, lo dije anteriormente, una batalla en la que estamos entrando, una larga batalla. Es lo opuesto a cuando te dicen que no te preocupes, todo terminará pronto. Esto no terminará pronto. Esta va a ser una batalla muy larga. Será una batalla difícil”.

Las autoridades han mantenido numerosas discusiones.

El gobernador Andrew Cuomo también hizo una serie de anuncios dramáticos: la prohibición de todas las multitudes de 500 personas o más, como el Madison Square Garden, y la suspensión de los espectáculos de Broadway.

El sistema de transporte público de la ciudad funciona según su horario habitual, y no hay planes actuales para cerrar o poner en cuarentena ninguna parte de la ciudad.

A pesar de las terribles advertencias, de Blasio emitió garantías de que la ciudad de Nueva York emergería como una ciudad más fuerte.

“No hay precedente para esto en la historia de los Estados Unidos o en la de la ciudad de Nueva York. Los neoyorquinos están manejando esto con gran fuerza y resistencia”, insistió. “Las personas están dando un paso adelante, se están cuidando unas a otras y a sus vecinos. Vamos a necesitar mucho más de eso. Hay mucho que podemos hacer para ayudarnos unos a otros, para apoyarnos mutuamente, para proteger a las personas. Indudablemente superaremos esto”.

Cualquiera que necesite información puede ir a nyc.gov/coronavirus o enviar un mensaje de texto con la palabra COVID – C-O-V-I-D – al 692-692, o llamar al 3-1-1.