“This fight has only begun”
“Esta pelea apenas ha comenzado”

  • English
  • Español

“This fight has only begun”

Reconsidering the Inwood rezoning

By Cheryl Pahaham

Cheryl Pahaham.

Cheryl Pahaham.

New York City is facing a major housing crisis that disproportionately harms Black and Latino residents, families with children, and low income households. Evidence of this crisis includes growing numbers of people experiencing long-term and repeated spells of homelessness, skyrocketing and burdensome rents, overcrowding, and a dwindling supply of truly affordable and safe housing.

This crisis is almost entirely manmade, starting with decades-old policy decisions by the New York City Council and then by the New York State Legislature that seriously weakened tenant protections in our State’s rent laws and helped to drive up evictions and displacement in neighborhoods citywide.

Neighborhood rezonings planned under Mayor Bloomberg and continued under Mayor de Blasio have accelerated the evictions and displacement of Black and Latino, working class, and immigrant residents and businesses for the benefit of real estate investors and developers.

These rezonings are simply bad planning.

The June 25, 2018 vote by the New York City Planning Commission (CPC) in favor of City Hall’s Inwood rezoning proposal essentially endorsed the continuation of these trends in Northern Manhattan, but we who live and work here fiercely oppose that kind of planning and policy.

An alternative vision.

An alternative vision.

No one in Inwood asked for tall buildings and higher rents, but that is what City Hall is proposing for ourworking class, immigrant, and largely Dominican community. No one in Inwood asked for big box or franchise retail which, with City Hall’s rezoning proposal, would push out our independently and largely immigrant-owned small businesses.

Northern Manhattan is Not For Sale, a coalition of Inwood residents, community service providers, and business owners, is asking for height limits and deeper affordability because there is plenty of evidence that greater density increases rents in surrounding buildings and displaces low income households and independently-owned small businesses.

Our coalition is mobilizing in opposition to City Hall’s rezoning proposal for Inwood, but we aren’t a NIMBY movement. We want a rezoning that better meets the needs of existing residents and business owners. Toward that end, we are also working to form a community land trust that with the goal of developing privately owned, community controlled affordable housing, and community oriented retail and other facilities.

There are other problems with City Hall’s plan for Inwood, beginning with the risk of flooding; traffic congestion; and other risks, which we expressed during the environmental review process. So far, City Hall’s response has been to treat community review as perfunctory, but we have won substantial support from Manhattan Borough President Gale Brewer and from Manhattan Community Board 12. At our urging, they recommended additional changes to City Hall’s plan so that renters and small businesses would not be displaced, and so that we would have deeper affordability levels in the plan.

Such apathy makes it hard to believe Mayor de Blasio and Councilmember Rodríguez when they say they want to create communities that are affordable to everyone. As can be seen in East Harlem, where the community has brought a lawsuit against the city, this fight — over who gets to live and work in this great city — won’t end with a ULURP vote.

In Inwood, it has only begun. Northern Manhattan is Not For Sale calls on all community residents who care about Northern Manhattan to join our campaign for a more just rezoning as we head into the final hearing before the City Council on July 10th.

Our continued presence in this community is at stake.

Cheryl Pahaham is a member of  Northern Manhattan is Not For Sale, and a founding member of the Northern Manhattan Community Land Trust. For more information, please visit https://www.facebook.com/pg/NMN4S.

“Esta pelea apenas ha comenzado”

Reconsiderando la rezonificación de Inwood

Por Cheryl Pahaham

Cheryl Pahaham.

Cheryl Pahaham.

La ciudad de Nueva York enfrenta una importante crisis de vivienda que perjudica de forma desproporcionada a los residentes negros y latinos, a las familias con niños y a las familias de bajos ingresos. La evidencia de esta crisis incluye un número creciente de personas que experimentan hechizos de desamparo a largo plazo y repetidos, rentas con aumentos vertiginosos y onerosos, hacinamiento y un suministro cada vez menor de viviendas verdaderamente asequibles y seguras.

Esta crisis es casi completamente artificial, comenzando con decisiones políticas del Concejo de la Ciudad de Nueva York y luego por la Legislatura del Estado de Nueva York, que debilitaron seriamente las protecciones de los inquilinos en las leyes de alquiler de nuestro estado y ayudaron a impulsar los desalojos y el desplazamiento en los vecindarios de toda la ciudad.

Las rezonificaciones de vecindarios planificadas bajo el alcalde Bloomberg y continuadas bajo el alcalde de Blasio han acelerado los desalojos y el desplazamiento de residentes y negocios de negros y latinos, de la clase trabajadora y de inmigrantes, en beneficio de los inversores y desarrolladores inmobiliarios.

Estas rezonificaciones son simplemente mala planificación.

Una visión alternativa.

Una visión alternativa.

La votación del 25 de junio de 2018 de la Comisión de Planificación de la Ciudad de Nueva York (CPC) a favor de la propuesta de rezonificación de Inwood del Ayuntamiento, apoyó esencialmente la continuación de estas tendencias en el norte de Manhattan, pero nosotros, quienes vivimos y trabajamos aquí, nos oponemos ferozmente a ese tipo de planificación y política.

Nadie en Inwood pidió edificios altos y rentas más altas, pero eso es lo que el Ayuntamiento está proponiendo para nuestra clase trabajadora, inmigrante y en su mayoría comunidad dominicana. Nadie en Inwood solicitó una gran caja o franquicia minorista que, con la propuesta de zonificación del Ayuntamiento, expulsaría a nuestros pequeños negocios independientes y en gran parte propiedad de inmigrantes.

El Norte de Manhattan No Está en Venta, una coalición de residentes de Inwood, proveedores de servicios comunitarios y dueños de negocios, está pidiendo límites de altura y una mayor asequibilidad porque hay mucha evidencia de que una mayor densidad aumenta las rentas en los edificios aledaños y desplaza a los hogares de bajos ingresos y los pequeños negocios de propiedad independiente.

Nuestra coalición se está movilizando en oposición a la propuesta de rezonificación del Ayuntamiento para Inwood, pero no somos un movimiento NIMBY. Queremos una rezonificación que satisfaga mejor las necesidades de los residentes y los dueños de negocios existentes. Con ese fin, también estamos trabajando para formar un fideicomiso de tierras comunitarias con el objetivo de desarrollar viviendas asequibles controladas por la comunidad y de propiedad privada, y minoristas orientados a la comunidad y otras instalaciones.

Hay otros problemas con el plan del Ayuntamiento para Inwood, que comienzan con el riesgo de inundación; congestión por tráfico y otros riesgos, los cuales expresamos durante el proceso de revisión ambiental. Hasta ahora, la respuesta del Ayuntamiento ha sido tratar la revisión de la comunidad como superficial, pero hemos ganado apoyo sustancial de la presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, y de la Junta Comunitaria 12 de Manhattan. A nuestro pedido, recomendaron cambios adicionales al plan del Ayuntamiento para que los inquilinos y los pequeños negocios no sean desplazados, y para tener niveles de asequibilidad más profundos en el plan.

Tal apatía hace que sea difícil creer al alcalde de Blasio y al concejal Rodríguez cuando dicen que quieren crear comunidades que sean asequibles para todos. Como se puede ver en East Harlem, donde la comunidad ha presentado una demanda contra la ciudad, esta pelea sobre quién podrá vivir y trabajar en esta gran ciudad no terminará con un voto ULURP.

En Inwood, apenas ha comenzado. El Norte de Manhattan No Está en Venta hace un llamado a todos los residentes de la comunidad que se preocupan por el norte de Manhattan para que se unan a nuestra campaña por una rezonificación más justa mientras nos dirigimos a la audiencia final ante el Concejo Municipal el 10 de julio.

Nuestra continua presencia en esta comunidad está en juego.

Cheryl Pahaham es miembro de  El Norte de Manhattan No Está en Venta. Es miembro fundador del Fidecomiso de Tierra Comunitaria del Norte de Manhattan. Para obtener más información, por favor visite https://www.facebook.com/pg/NMN4S.