Subpar subway elevators: BP report
Ascensores mediocres del metro: informe de BP

  • English
  • Español

Subpar subway elevators: BP report

By Sherry Mazzocchi

A new report found just under a quarter of the city’s subway stations have elevators.

A recent subway accident was unspeakably tragic.

On January 29th, Malaysia Goodson fell while carrying her daughter in a stroller down the steps of the Seventh Avenue Station at 53rd Street. Emergency responders found her unresponsive and she was later declared dead at a hospital.

Her one-year-old child, Rhylee, survived the fall.

That subway station does not have an elevator. According to a newly released report by Manhattan Borough President (MBP) Gale Brewer, only 114 of 472 subway stations—or 24 percent—have elevators and are accessible to people with disabilities.

“This paltry statistic is a stain on the city’s reputation as a progressive and inclusive place that affords equal opportunity to all,” the report said.

The MTA is proposing improvements.

But the report, The Current State of the MTA’s Accessible Stations, said that there is no overall comprehensive plan to create a fully accessible subway system. It said that at MTA’s current rate of station upgrades, it will take more than a century before the entire system is accessible.

The report recommended that the MTA set a firm time frame for 100 percent accessibility and revamp its elevator maintenance practices.

Malaysia Goodson died in late January.

As most New Yorkers are painfully aware, subway elevators are not always working. Over a four-day period of surveying elevator stations, an average of 5.2 percent of observed elevators were out of service. On one day, about 7.5 percent, or 10 elevators, were not working.

Often the MTA fails to notify riders that elevators are out of service. The MBP’s office said it frequently receives complaints from people who wait for several minutes for an elevator before realizing they are trapped in the station. The MTA can also be slow to remove an out-of-service notice, which means riders take unnecessary detours to other stations.

Moreover, in the instances that elevators are in service, using one is not typically a pleasant experience. The report found that slightly more than half – 54 percent – of elevators weren’t clean. Surveyors commonly found vomit, urine and litter in elevators.

Even if an elevator does not have those unseemly accessories, odor is another common problem. “The most frequent odor reported was urine, but surveyors noted a litany of unsavory smells that made riding the elevator either difficult or almost impossible,” the report said.

In Northern Manhattan alone, the MTA has begun a long-term plan to replace elevators at several stations. At present, the 1 station at 168th Street is closed for one year due to elevator replacement and electrical upgrades. The new elevators, according to the MTA, will stop at the lower mezzanine level. But there is no mention of an elevator at the platform level, so even after the renovation, the 1 line at that station will still not be compliant with the Americans with Disabilities Act (ADA).

At a recent Community Board 12 meeting, CB 12 Chair Richard Lewis said he would ask the MTA about ADA compliance with respect to the renovations. He compared the older Northern Manhattan stations to the 59th Street Columbus Circle Station, which was renovated with a significant retail component. “The changes to that station were dramatic,” he said, adding that he would speak to the Community Board’s business and transportation committees about similar changes for uptown stations.

For more information, please visit www.manhattanbp.nyc.gov/subwayelevators.

Ascensores mediocres del metro: informe de BP

Por Sherry Mazzocchi

La presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer.

Un reciente accidente del metro fue indescriptiblemente trágico.

El 29 de enero, Malaysia Goodson cayó mientras llevaba a su hija en una carriola por las escaleras de la estación de la Séptima avenida y la calle 53. El personal de emergencia la encontró inconsciente y más tarde fue declarada muerta en un hospital.

Su hija de un año, Rhylee, sobrevivió a la caída.

Esa estación de metro no tiene ascensor. De acuerdo con un informe recientemente publicado por la presidenta del condado de Manhattan (MBP, por sus siglas en inglés) Gale Brewer, solo 114 de las 472 estaciones de metro (el 24 por ciento) tienen ascensores y son accesibles para personas con discapacidades.

“Esta estadística miserable es una mancha en la reputación de la ciudad como un lugar progresivo e inclusivo que ofrece igualdad de oportunidades para todos”, dice el informe.

La MTA propone mejoras.

Pero el informe The Current State of the MTA’s Accessible Stations, dijo que no existe un plan integral para crear un sistema de metro completamente accesible. Se dijo que al ritmo actual de las actualizaciones de estaciones de la MTA, se tardará más de un siglo antes de que todo el sistema sea accesible.

El informe recomendó que la MTA establezca un marco de tiempo firme para el 100 por ciento de accesibilidad y modernice sus prácticas de mantenimiento de ascensores.

Los ascensores a menudo están fuera de servicio.

Como la mayoría de los neoyorquinos son dolorosamente conscientes, los ascensores del metro no siempre funcionan. Durante un período de cuatro días de inspeccionar los ascensores de las estaciones, un promedio del 5.2 por ciento de los ascensores observados estuvieron fuera de servicio. En un día, alrededor del 7.5 por ciento, o 10 ascensores, no funcionaron.

A menudo, la MTA no notifica a los pasajeros que los ascensores están fuera de servicio. La oficina de la MBP dijo que con frecuencia recibe quejas de personas que esperan varios minutos por un ascensor antes de darse cuenta de que están atrapadas en la estación. La MTA también puede demorar en eliminar un aviso de fuera de servicio, lo que significa que los pasajeros toman desvíos innecesarios hacia otras estaciones.

Además, en los raros casos en que los ascensores están en servicio, usar uno no suele ser una experiencia agradable. El informe encontró que un poco más de la mitad, el 54 por ciento, de los ascensores no están limpios. Los topógrafos encontraron vómito, orina y basura en los ascensores.

Incluso si un elevador no tiene esos accesorios impropios, el olor es otro problema común. “El olor más frecuente reportado fue la orina, pero los topógrafos observaron una letanía de olores desagradables que hicieron que el viaje en el ascensor sea difícil o casi imposible”, dice el informe.

Un nuevo informe encontró que poco menos de un cuarto de las estaciones de metro de la ciudad tienen ascensores.

Solo en el norte de Manhattan, la MTA ha comenzado un plan a largo plazo para reemplazar los ascensores en varias estaciones. En la actualidad, la estación 1 en la calle 168 está cerrada por un año debido al reemplazo del elevador y mejoras eléctricas. Los nuevos ascensores, de acuerdo con la MTA, se detendrán en el nivel inferior del mezzanine. Pero no se menciona un ascensor en el nivel de la plataforma, por lo que incluso después de la renovación, la línea 1 en esa estación aún no cumplirá con la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés).

En una reunión reciente de la Junta Comunitaria 12, el presidente de la CB 12, Richard Lewis, dijo que le preguntaría a la MTA sobre el cumplimiento de ADA con respecto a las renovaciones.

Comparó las estaciones más antiguas del norte de Manhattan con la estación Circle de la calle 59, que fue renovada con un componente minorista importante. “Los cambios en esa estación fueron dramáticos”, dijo, y agregó que hablaría con los comités de negocios y transporte de la Junta Comunitaria sobre cambios similares para las estaciones del norte del condado.

Para obtener más información, por favor visite www.manhattanbp.nyc.gov/subwayelevators.