Street Restart
Reinicio

  • English
  • Español

Street Restart

Multi-agency effort unveiled to aid homeless

A new comprehensive approach aims to aid homeless individuals.

It’s a reboot

Mayor Bill de Blasio has announced a multi-agency approach to mobilize thousands of frontline staff at city agencies to request outreach assistance via 311 when they observe individuals experiencing unsheltered homelessness.

Known as Outreach NYC, the effort is designed to help individuals in all five boroughs move off the streets and subways into transitional and permanent settings.

“We cannot attempt to address this issue in a vacuum. It’s time we all wear one uniform,” said de Blasio. “Outreach NYC is our all-hands-on-deck approach to bring even more people in off the streets.”

The city has begun to provide comprehensive training to 18,000 city employees across five agencies – the Department of Sanitation, Department of Health and Mental Hygiene, Fire Department, Department of Buildings, and the Parks Department – on how to use the 311 app in all of its platforms to submit service requests related to individuals experiencing unsheltered homelessness.

These requests will be routed to the city’s new Joint Command Center (JCC), announced earlier this year, managed by the Department of Homeless Services and NYPD, where interagency staff will analyze trends, triage requests, and prioritize and deploy multi-agency responses as appropriate, including to provide collaborative assistance to more challenging cases involving high-needs individuals.

So far, 3,000 city staffers have been trained for Outreach NYC.

“We will continue redoubling our efforts,” said Department of Social Services Commissioner Steven Banks.

Over 15,000 others, including 11,000 firefighters will begin training soon.

The city is also in the process of hiring an additional 180 outreach workers, de Blasio said, bringing the number of outreach workers to more than 550. This amount has tripled since the start of the de Blasio administration.

Since 2016, the city estimates it has helped more than 2,200 individuals off the streets and into transitional and permanent settings.

In addition, the city has tripled the number of emergency “safe haven” beds to more than 1,800, and constructed its first-ever by-name list of individuals known to be homeless and residing on the streets to improve delivery of services.

“[This] represents our latest enhancement bringing the power of citywide collaboration to bear in service of our most vulnerable neighbors,” said Department of Social Services Commissioner Steven Banks. “By strengthening engagement, building trust, and providing more pathways off the streets, we will continue redoubling our efforts through the most comprehensive homeless outreach initiative in the nation, which has already helped more than 2,200 New Yorkers come off the streets and subways and into transitional and permanent housing programs. With compassionate frontline public servants acting as additional eyes and ears, helping our HOME-STAT teams further target their outreach and meet people where they are, we remain squarely focused on taking this progress further.”

But some advocates warned that the plan fell short.

“The Mayor’s grand outreach plan is to implement mass surveillance of homeless New Yorkers, without necessary additional investments in real solutions like housing or low-threshold shelters,” said Giselle Routhier, Policy Director at Coalition for the Homeless.

“This is not a plan to ‘help’ anyone,” charged Routhier. “It is a chilling and counterproductive plan to try to drive the problem out of sight.”

 

Reinicio

Esfuerzo de múltiples agencias presentado para ayudar a las personas sin hogar

Miembros del equipo de alcance, como estos de BronxWorks, trabajan para ayudar a los residentes vulnerables a salir de las calles.

Es un reinicio

El alcalde Bill de Blasio ha anunciado un enfoque de múltiples agencias para movilizar a miles del personal de primera línea de las agencias de la ciudad para solicitar asistencia de extensión a través del 311 cuando observen a personas sin hogar y sin refugio.

Conocido como Outreach NYC, el esfuerzo está diseñado para ayudar a las personas en los cinco condados a salir de las calles y los subterráneos hacia entornos de transición y permanentes.

“No podemos intentar abordar este problema en el vacío. Es hora de que todos usemos un uniforme”, dijo de Blasio. “Outreach NYC es nuestro enfoque práctico para ayudar a aún más gente a salir de las calles”.

La ciudad ha comenzado a brindar capacitación integral a 18,000 empleados de la ciudad en cinco agencias: el Departamento de Limpieza y Recolección de Basura, el Departamento de Salud e Higiene Mental, el Departamento de Bomberos, el Departamento de Edificios y el Departamento de Parques, sobre cómo usar la aplicación 311 en todas sus plataformas para enviar solicitudes de servicio relacionadas con personas sin hogar y sin refugio.

Estas solicitudes se enviarán al nuevo Centro de Comando Conjunto (JCC, por sus siglas en inglés) de la ciudad, anunciado a principios de este año, administrado por el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar y el NYPD, en el que personal interinstitucional analizará las tendencias, las solicitudes de clasificación, y priorizará y desplegará respuestas de múltiples agencias como sea apropiado, incluso para proporcionar asistencia colaborativa a casos más desafiantes que involucren a personas con altas necesidades.

Hasta el momento, 3,000 empleados de la ciudad han sido capacitados para Outreach NYC.

“Este no es un plan para ayudar a nadie”, dijo Giselle Routhier, de la Coalición para las Personas sin Hogar.

Más de otras 15,000, incluidos 11,000 bomberos comenzarán a entrenar pronto.

La ciudad también está en el proceso de contratar a 180 trabajadores de extensión adicionales, dijo de Blasio, elevando el número de trabajadores de extensión a más de 550. Esta cantidad se ha triplicado desde el comienzo de la administración de Blasio.

Desde 2016, la ciudad estima que ha ayudado a más de 2,200 personas a salir de las calles y dirigirse hacia entornos de transición y permanentes.

Además, la ciudad ha triplicado la cantidad de camas de “refugio seguro” de emergencia a más de 1,800, y ha construido su primera lista por nombre de personas sin hogar y residentes en las calles para mejorar la prestación de servicios.

“[Esto] representa nuestra última mejora que brinda el poder de la colaboración en toda la ciudad al servicio de nuestros vecinos más vulnerables”, dijo el comisionado del Departamento de Servicios Sociales, Steven Banks. “Al fortalecer el compromiso, generar confianza y proporcionar más caminos para salir de las calles, continuaremos redoblando nuestros esfuerzos a través de la iniciativa de alcance para personas sin hogar más completa de la nación, que ya ha ayudado a más de 2,200 neoyorquinos a salir de las calles y del metro hacia programas de vivienda transitoria y permanente. Con servidores públicos compasivos de primera línea -que actúan como ojos y oídos adicionales- ayudando a nuestros equipos de HOME-STAT a enfocarse aún más en su alcance y conocer a las personas donde están, nos mantenemos totalmente enfocados en llevar este progreso más allá”.

Pero algunos defensores advirtieron que el plan se quedó corto.

“El gran plan de alcance del alcalde es implementar la vigilancia masiva de los neoyorquinos sin hogar, sin inversiones adicionales necesarias en soluciones reales como viviendas o refugios de bajo umbral”, dijo Giselle Routhier, directora de Políticas en Coalición para las Personas sin Hogar.

“Este no es un plan para ayudar a nadie”, acusó Routhier. “Es un plan escalofriante y contraproducente tratar el quitar el problema de la vista”.