Spike in bias, hate crimes during pandemic 
Aumento de crímenes de odio y prejuicio durante la pandemia 

  • English
  • Español

Spike in bias, hate crimes during pandemic 

“[The pandemic] is a time of great uncertainty,” said NYCCHR Commissioner Carmelyn P. Malalis during the discussion.

New York City has seen a spike in hate and bias incidents during the COVID-19 pandemic.

In the past three and half months, the city’s Commission on Human Rights (NYCCHR) has tracked over 350 complaints of bias and harassment related to the pandemic, said NYCCHR Commissioner Carmelyn P. Malalis.

“[The pandemic] is a time of great uncertainty and increased fear for all New Yorkers,” she said. “No New Yorker should experience fear of violence or intimidation or stigma at the same time based on their race or ethnicity.”

Malalis and other officials spoke during a virtual roundtable on May 27 with reporters from the community and ethnic media.

The most marked increase has been in harassment complaints involving Asian Pacific Islanders (API). Malalis reported that since the start of the pandemic, NYCCHR has tracked 133 complaints involving API bias.

“During the same time period last year, we only had 11 complaints,” said Malalis.

On May 26, NYCCHR launched a $100,000 public education campaign to combat anti-Asian bias.

The agency also has a COVID-19 response team to quickly respond to complaints and has intervened in over 200 incidents so far.

Malalis said her agency has responded to many pandemic-period complaints by attempts at education, rather than a typical investigation or litigation.

“In many incidents, our staff has been able to intervene. What we have found is that simple education of the person or entity has been sufficient to stop the situation from occurring,” she said.

The agency has also conducted online training sessions that have reached over  5,000 people, Malalis said, including a series of bystander intervention training. She encouraged New Yorkers to call 311 and say “Human Rights” or call 212.416.0197 to report bias incidents they have witnessed.

“We’re really relying on folks in New York to report if they see an incident of harassment,” she said. “Sometimes victims can’t report or are unwilling.”

The Police Department’s Hate Crime Task Force has responded to 18 hate crimes related to COVID-19, according to the unit’s Commanding Officer, Mark Molinari. Arrests have been made in 13 of the cases.

Five of the crimes were assaults, Molinari said, and nine were for aggravated harassment in the second degree.

“That is basically targeting someone for their identity and either attempting, threatening or making physical contact with that person,” said Molinari, who noted that the New York penal law was updated in 2019 to expand the definition of a hate crime.

The city’s newest agency, the NYC Office for the Prevention of Hate Crimes, was launched last September to develop community-driven prevention strategies to address biases fueling such crimes.

“One of the pillars of fighting hate has got to be community engagement,” said Executive Director Deborah Lauter, who explained that the agency performed extensive community outreach to combat anti-Semitism.

There has been an uptick in bias crimes against Asian residents.

“We engaged different communities on getting to know each other and how you stand up for the other,” she said.

The city is also engaging in a $100,000 outreach campaign across media platforms and community spaces including pharmacies and convenience stores. The effort is intended to raise awareness and encourage more reporting on discrimination and harassment. Ads will also appear for the first time on the social media platform WeChat and in various languages such as Korean and Chinese.

The NYC Office for the Prevention of Hate Crimes had partnered with the Department of Education (DOE) to bring its anti-bias message into city schools.

She recalled an interaction with a high school student who stressed that parents should be engaged as well, as children mimic adult behavior.

“One kid said, ‘You should know what we hear back home. What are you doing about the parents?’” Lauter said. “Kids hear things from parents and people in positions of power that are not healthy. We need to focus on how we change that tune and make it a culture of respect and embracing diversity.”

For more, please visit  nyc.gov/StopCOVIDHate .

Aumento de crímenes de odio y prejuicio durante la pandemia 

“[La pandemia] es un momento de gran incertidumbre”, dijo Carmelyn P. Malalis, comisionada de NYCCHR, durante la discusión.

La ciudad de Nueva York ha visto un aumento en los incidentes de odio y prejuicio durante la pandemia de COVID-19.

En los últimos tres meses y medio, la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad (NYCCHR, por sus siglas en inglés) ha rastreado más de 350 quejas de prejuicios y hostigamiento relacionados con la pandemia, dijo la comisionada de NYCCHR Carmelyn P. Malalis.

“[La pandemia] es un momento de gran incertidumbre que aumenta el miedo para todos los neoyorquinos”, dijo. “Ningún neoyorquino debería experimentar miedo por violencia, intimidación o estigma al mismo tiempo, por su raza u origen étnico”.

Malalis y otros funcionarios hablaron durante una mesa redonda virtual el 27 de mayo con periodistas de medios étnicos y comunitarios.

El aumento más marcado ha sido en las denuncias de acoso que involucran a los isleños del Pacífico Asiático (API, por sus siglas en inglés). Malalis informó que, desde el comienzo de la pandemia, NYCCHR ha rastreado 133 quejas relacionadas con el prejuicio contra API.

“Durante el mismo período del año pasado, solo tuvimos 11 quejas”, dijo Malalis.

El 26 de mayo, NYCCHR lanzó una campaña de educación pública de $100,000 dólares para combatir el prejuicio anti-asiático.

La agencia también tiene un equipo de respuesta de COVID-19 para atender rápidamente las quejas, y hasta ahora ha intervenido en más de 200 incidentes.

Malalis dijo que su agencia ha respondido a muchas quejas del período pandémico mediante intentos de educación, en lugar de una investigación o litigio típico.

“En muchos incidentes, nuestro personal ha podido intervenir. Lo que hemos encontrado es que la simple educación de la persona o entidad ha sido suficiente para detener la situación”, dijo. La agencia también ha llevado a cabo sesiones de capacitación en línea que han llegado a más de 5,000 personas, dijo Malalis, incluida una serie de capacitaciones de intervención para espectadores. Ella alentó a los neoyorquinos a llamar al 311 y decir “Derechos Humanos” o al 212.416.0197 para reportar incidentes de prejuicio que hayan presenciado.

Ha habido un aumento en los delitos de prejuicio contra los residentes asiáticos.

“Realmente confiamos en la gente de Nueva York para informar si ven un incidente de acoso”, dijo. “A veces las víctimas no pueden denunciar o no están dispuestas”.

La Fuerza de Tarea de Crímenes de Odio del Departamento de Policía ha respondido a 18 crímenes de odio relacionados con la COVID-19, según el oficial al mando de la unidad, Mark Molinari. Se han realizado arrestos en 13 de los casos.

Cinco de los crímenes fueron agresiones, dijo Molinari, y nueve fueron por acoso agravado en segundo grado.

“Básicamente están enfocándose en alguien por su identidad y ya sea intentando, amenazando o haciendo contacto físico con esa persona”, dijo Molinari, quien señaló que la ley penal de Nueva York se actualizó en 2019 para ampliar la definición de un delito de odio.

La agencia más nueva de la ciudad, la Oficina de Prevención de Delitos de Odio de Nueva York, se lanzó en septiembre pasado para desarrollar estrategias de prevención impulsadas por la comunidad para enfrentar los prejuicios que alimentan tales crímenes.

“Uno de los pilares de la lucha contra el odio tiene que ser la participación de la comunidad”, dijo la directora ejecutiva Deborah Lauter, quien explicó que la agencia realizó un extenso alcance comunitario para combatir el antisemitismo.

“Involucramos a diferentes comunidades para que se conozcan y sepan cómo defender a los demás”, dijo.

“Involucramos a diferentes comunidades para que se conozcan”, dijo la directora ejecutiva de la Oficina para la Prevención de Crímenes de Odio, Deborah Lauter.

La ciudad también participa en una campaña de divulgación de $ 100,000 en plataformas de medios y espacios comunitarios, incluyendo farmacias y tiendas de conveniencia. El esfuerzo está destinado a crear conciencia y alentar más denuncias sobre discriminación y acoso. Los anuncios también aparecerán por primera vez en la plataforma de redes sociales WeChat y en varios idiomas, como coreano y chino.

La Oficina de Nueva York para la Prevención de Crímenes de Odio se asoció con el Departamento de Educación (DOE, por sus siglas en inglés) para llevar su mensaje anti-prejuicio a las escuelas de la ciudad.

Recordó una interacción con un estudiante de preparatoria que enfatizó que los padres también deberían participar, ya que los chicos imitan el comportamiento de los adultos.

“Un niño dijo: deberían saber lo que escuchamos en casa. ¿Qué están haciendo con los padres? “, comentó Lauter. “Los niños escuchan cosas de padres y personas en posiciones de poder que no son saludables. Necesitamos centrarnos en cómo cambiamos esa melodía y convertirla en una cultura de respeto y aceptación de la diversidad”.

Para más información, por favor visite nyc.gov/StopCOVIDHate .