Season for Reason
Temporada de sentido común

  • English
  • Español

Season for Reason

Photos: Rica

We gathered before dawn.

I and fellow members of the scientific research community at Columbia University Medical Center (CUMC) and friends, forty-seven in all, boarded a bus at Fort Washington Avenue and 168th Street bound for Washington D.C. for the March for Science. Participants came from many CUMC branches including molecular biology, genetics, clinical and translational research, public health, technology development, and physical therapy.

The trip was organized through CUMC’s Government and Community Affairs office.

Local researchers met to march.

Local researchers met to march.

We joined thousands of other marchers of all ages and from all scientific disciplines on April 22nd – the 47th anniversary of Earth Day – at the Washington Monument. Our CUMC group met up with Columbia University students at the monument to show our solidarity and mutual support.

It has been estimated that there were over 40,000 of us in D.C.

And despite the downpours, enthusiasm remained high throughout.

Speakers included Bill Nye, “The Science Guy”; Megan Smith, Former U.S. Chief Technology Officer; and Ahmir “Questlove” Thompson, musician and artist.

Many warned against the anti-science attitude of the current administration and spoke out against the threatened cuts to government funding for environmental protection and medical research.

We were reminded of the importance of scientific discovery in providing better health, longer lives, and cleaner air and water.

The march was held on Earth Day. Photo: John Shore

The march was held on Earth Day.
Photo: John Shore

Speakers also underscored the importance of United States as a world leader in scientific research and cautioned that dismissing climate change as a “hoax” would only threaten the future of our planet.

As the speeches wound down, the Dixieland jazz music of Jon Batiste had thousands swinging to the beat just as we began to file down Constitution Avenue – past, rightfully, the Environmental Protection Agency (EPA).

Marchers waved signs that read “There is no Planet B” and “Keep America first in biomedical research.”

There were signs on the lighter side, including “Girls just wanna have fun-ding for their scientific research.”

President Trump’s proposed budget cuts of 31% to the EPA and 18% to the National Institutes of Health (NIH) threaten our clean air and water.

For our community, the stakes are high.

A rebuttal.

A rebuttal.

Not only is the vital medical research at CUMC in peril, but members of our community make up a large percentage of the workforce and staff members in basic science laboratories, in clinical research, and in administration. These jobs rely on federal government grants from agencies such as the NIH and the Department of Energy. The proposed budgetary cuts to these agencies means fewer grants will be funded and less of us will work on the frontlines of research, discovery and administration.

Our advocacy didn’t end on Saturday.

Efforts to raise awareness on the importance of science and research funding continue with a “Week of Action” detailed at http://bit.ly/2oDdeTO. Learn more about the impact of STEAM and engineering programs; share how science has made a difference in your life; and find out how to engage elected officials and policyholders.

We’re all in this together.

Dr. Lynne Johnson MD is a Professor of Medicine at Columbia University. She lives and works in Washington Heights.

For more information, please visit marchforscience.com.

Temporada de sentido común

Fotos: Rica

Nos reunimos antes del amanecer.

Varios miembros de la comunidad de investigación científica del Centro Médico de la Universidad de Columbia (CUMC, por sus siglas en inglés), amigos y yo, cuarenta y siete en total, abordamos un autobús en la Avenida Fort Washington y la Calle 168 con destino a Washington D.C. para la Marcha por la Ciencia. Los participantes éramos de muchas ramas del CUMC, incluyendo biología molecular, genética, investigación clínica y de traslación, salud pública, desarrollo tecnológico y terapia física.

El viaje fue organizado a través de la oficina del CUMC para Asuntos Gubernamentales y Comunitarios.

Taking aim.

Apuntando.

Nos unimos a miles de otros manifestantes de todas las edades y de todas las disciplinas científicas el 22 de abril -el 47 aniversario del Día de la Tierra- en el Monumento a Washington. Nuestro grupo CUMC se reunió con estudiantes de la Universidad Columbia en el monumento para mostrar nuestra solidaridad y apoyo mutuo.

Se ha estimado que había más de 40,000 de nosotros en D.C.

Y a pesar de los aguaceros, el entusiasmo se mantuvo alto.

Los oradores incluyeron a: Bill Nye, “The Science Guy”; Megan Smith, ex Directora de Tecnología de los Estados Unidos; y Ahmir “Questlove” Thompson, músico y artista.

Muchos advirtieron contra la actitud anti-ciencia de la actual administración y hablaron en contra de la amenaza de recortes al financiamiento gubernamental para la protección del medio ambiente y la investigación médica.

Se nos recordó la importancia de los descubrimientos científicos para proporcionar una mejor salud, vidas más largas, y aire y agua más limpios.

Aspiring astronaut Taylor Richardson.

El aspirante a astronauta, Taylor Richardson.

Los oradores también subrayaron la importancia de Estados Unidos como líder mundial en la investigación científica y advirtieron que descartar el cambio climático como un “engaño” sólo amenazaría el futuro de nuestro planeta.

A medida que los discursos avanzaban, la música de jazz de Dixieland de Jon Batiste tenía a miles de personas moviéndose al ritmo justo cuando comenzamos a marchar por la Avenida Constitution, pasando, justamente, por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Los manifestantes hicieron carteles que decían “No hay planeta B” y “Mantener a Estados Unidos primero en la investigación biomédica”.

Había carteles en el lado más ligero, como “Las muchachas solo quieren divertirse obteniendo financiamiento para su investigación científica”.

Los recortes presupuestales propuestos por el Presidente Trump del 31% a la EPA y 18% a los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) amenazan la limpieza nuestro aire y agua.

Jon Batiste (leaping on the left) performed on stage.

Jon Batiste (saltando a la derecha) se presentó en el escenario.

Para nuestra comunidad, las apuestas son altas.

No sólo la investigación médica vital en el CUMC está en peligro, sino que los miembros de nuestra comunidad forman un gran porcentaje de la fuerza de trabajo y de los miembros del personal en los laboratorios de ciencias básicas, la investigación clínica y la administración. Estos trabajos dependen de las subvenciones del gobierno federal de agencias como los NIH y el Departamento de Energía. Los recortes presupuestales propuestos para estas agencias significan que menos subvenciones serán financiadas y menos de nosotros trabajaremos en las vanguardias de la investigación, los descubrimientos y la administración.

Nuestra defensa no terminó el sábado.

Los esfuerzos para aumentar la conciencia sobre la importancia de la ciencia y el financiamiento de la investigación continúan con una “Semana de Acción” detallada en http://bit.ly/2oDdeTO. Obtenga más información sobre el impacto en los programas STEAM y de ingeniería; comparta cómo la ciencia ha hecho una diferencia en su vida y averigüe cómo involucrar a funcionarios electos y tomadores de decisión.

Estamos todos juntos en esto.

La Dra. Lynne Johnson MD es profesora de medicina en la Universidad Columbia. Vive y trabaja en Washington Heights.

Para obtener más información, por favor visite marchforscience.com.