Rezoning Rebuffed
Rezonificación rechazada

  • English
  • Español

Rezoning Rebuffed

Opponents bring fight to City Hall

Story and photos by Gregg McQueen

A rally was held prior to the hearing.

A rally was held prior to the hearing.

Accusations of ethnic cleansing, Twitter trolling and even the specter of Trumpism.

So flew the vitriol – and the exhortations and pleas to vote “no”– this past Tuesday as Northern Manhattan community members and stakeholders jammed City Hall for a tense rally and public hearing on the city’s Inwood rezoning proposal.

During a marathon session that lasted nearly seven hours, Councilmembers heard testimony from city officials and concerned residents about the city’s plan to rezone a large section of the neighborhood.

The hearing grew hostile at times, with Councilmember Francisco Moya, Chair of the Subcommittee on Zoning and Franchises, repeatedly admonishing attendees to quiet down.

The meeting was held to hear new land use applications.

“If my kids move out, it should be a choice, not because they are forced out,” said Johanna García.

“If my kids move out, it should be a choice, no
because they are forced out,” said Johanna García.

Moya aggressively questioned representatives of the New York City Economic Development Council (NYCEDC) and Department of Housing Preservation and Development (HPD) on whether the plan would cause displacement.

“There’ve been several large purchases of rent-regulated housing since the announcement of the possible rezoning of Inwood,” said Moya. “Don’t you feel that that’s how it leads to speculation coming into community, these developers that are going to benefit themselves?”

HPD Commissioner María Torres-Springer argued that the rezoning plan to build 1,300 housing units, coupled with preservation and anti-displacement initiatives included in the plan, was to the benefit of the community.

“The reality is that if we do nothing, if we do not build more affordable housing, rents will continue to rise, deepening the crisis,” she said.

Signs posted outside City Hall.

Signs posted outside City Hall.

Councilmember Antonio Reynoso said that 30,000 black and Latino residents were displaced from Williamsburg after a 2006 rezoning there and called on the city to learn from past mistakes.

“I just want to caution you, use history to do better,” he told city officials.

Reynoso advised them that community residents are defensive about rezonings because the city tends to target neighborhoods of color for redevelopment.

“They need to see that you’re going to build in white communities as much as in black and brown [ones], and then you’ll stop these fights,” said Reynoso, who also chided the city for tying improvements in low-income neighborhoods to rezoning plans.

In his opening remarks, Councilmember Ydanis Rodríguez, who represents Inwood, acknowledged that the EDC’s plan would likely need to be amended to placate community residents and said the city needed to address a historical lack of investment uptown.

“The Inwood rezoning is nothing more than Bloomberg rezoning 2.0,” said Ava Farkas, Executive Director of the Met Council on Housing.

“The Inwood rezoning is nothing more than
Bloomberg rezoning 2.0,” said Ava Farkas,
Executive Director of the Met Council on Housing.

“My community, like other underserved communities, has not benefitted from the investment necessary to create new economic opportunities,” argued Rodríguez. “While other communities in the city have enjoyed public investments in new affordable housing, community infrastructure, education and training, we have been ignored by previous administrations.”

“With the Inwood NYC proposal, we are striving to have an opportunity to address many of the challenges that have gone neglected for countless years,” he added.

“There are certainly changes that will need to be made to this rezoning proposal to respond directly to community feedback,” said Rodríguez who issued what he called his “vision for the rezoning” on July 9. It included a “Certificate of No Harassment” (CONH) pilot program in District 10, and 10-year leases for small businesses.

“Today we are here to listen to your concerns and your voices on the proposed rezoning plan, particularly in the preservation and construction of affordable housing which we agree have to be more clearly defined and articulated by the administration,” he noted.

The hearing was preceded by a large and raucous rally on the City Hall steps, where opponents of the rezoning called on Rodríguez and his colleagues to vote “no.”

Protestors voiced opposition.

Protestors voiced opposition.

Inwood resident Lena Meléndez noted that all of the previous rezoning proposals put forth by the de Blasio administration were approved by the City Council despite fierce opposition from residents in those communities.

“Time after time… the City Council caves to landlord lobbyists, the Real Estate Board of New York (REBNY) and corporate interests,” she remarked. “It stops today.”

“Stand with us, and vote ‘no,’” she implored Councilmembers.

Congressman Adriano Espaillat remarked that the city is focused on Inwood “now that the neighborhood is sexy, and you can eat sushi and go to Starbucks.”

He called on the de Blasio administration to put forth a rezoning plan that ensured 5,000 affordable apartments tailored to Inwood’s household income levels.

“The mayor brags that he’s going to build 200,000 units of affordable housing. He should be able to give us 5,000,” Espaillat said, who was unequivocal about his opposition.

“This is where I was raised, where my kids were born, and where my grandchild was born four years ago,” he said. “Northern Manhattan has my DNA in it. That’s why I’m against this plan.”

“Northern Manhattan has my DNA in it,” said Congressman Adriano Espaillat.

“Northern Manhattan has my DNA in it,”
said Congressman Adriano Espaillat.

Ava Farkas, Executive Director of the Met Council on Housing, said the city is practicing “a collective amnesia” that rezonings do not affect gentrification or displacement, pointing out how many residents have fled Williamsburg in Brooklyn.

“The Inwood rezoning is nothing more than Bloomberg rezoning 2.0,” Farkas said. “It’s the same failed policy of giving away buildable space and height to developers for inadequate amounts of affordable housing for our community that’s still unaffordable to the most vulnerable families who need it most.”

Johanna García of Community Education Council 6 said 80 percent of kids in the district qualify for free school lunches, and stressed that the addition of market-rate housing would mean residents like her children might not be able to afford their own neighborhood when they’re a bit older.

“If my kids move out, it should be a choice, not because they are forced out,” said García.

Maggie Clarke of the advocacy group Inwood Preservation was direct in her assessment of the EDC’s rezoning plan.

“It seems like a sensible plan to generate revenue that way,” said Avi Garelick about community land trusts.

“It seems like a sensible plan to generate
revenue that way,” said Avi Garelick about
community land trusts.

“This plan, if it goes through, is going to destroy Inwood forever,” she stated.

She pointed out the Environmental Impact Statement (EIS) done for the rezoning stated that 45 traffic intersections would be negatively impacted by the rezoning.

“When Inwood is gridlocked, it’s going to affect Washington Heights and the Bronx as well,” she said.

Clarke also noted that part of the rezoning area is along the Harlem River, which is susceptible to flooding.

“They want to put these buildings in a flood plain,” she said.

The EDC’s rezoning plan for Inwood has endured a bumpy reception — in addition to community opposition, Community Board 12 pushed for substantial changes in a resolution passed in March. In addition, Manhattan Borough President Gale Brewer disapproved of the plan and submitted numerous recommendations to the City Planning Commission (CPC) needed to gain her approval.

A wave of thumbs down.

A wave of thumbs down.

Nonetheless, the CPC approved the plan as proposed in a June 25 vote.

On July 9, the Dominican Studies Institute at the City University of New York released a report that called for the implementation of a “gentrification tax” that would generate revenue for a community land trust (CLT) to reinvest in affordable housing and neighborhood improvements.

The city could charge additional property taxes over the price increase of housing brought about by gentrification,” the report suggested. “This additional revenue could be set aside for two specific purposes in these neighborhoods: to finance affordable housing – whether through preservation or by building new units – and to apply it to the betterment of amenities such as better parks and more reliable services.”

The report noted that the city announced it would allocate $1.65 million to create three CLTs to improve low-income housing in Queens and Brooklyn.

“As new value is created by upzoning is enjoyed by luxury tenants, it seems like a sensible plan to generate revenue that way,” said Avi Garelick, an organizer with Faith in New York, which has sought to create a CLT related to a DOT property on West 158th Street.

Councilmember Ydanis Rodríguez.

Councilmember Ydanis Rodríguez.

Farkas said she was holding out hope that Rodríguez would vote “no” on the Inwood rezoning. She pointed out that Rodríguez ultimately opposed the Sherman Plaza plan, which would have allowed a spot rezoning to build a 15-story building across from Fort Tryon Park, after intense community backlash.

“I think he showed real leadership in listening to the community during Sherman Plaza, and he changed his mind on that,” Farkas said. “He has fought for equity and for social justice his whole life, and this is not good enough for his community, and it should not be good enough for him to settle for.”

Advocate and paralegal Pilar de Jesus, who said the East Harlem rezoning had dismantled a vibrant neighborhood and displaced longtime residents who had been neighbors, was even more blunt in her testimony, speaking directly to Rodríguez: “If you pass this rezoning, you will be considered a local Trump.”

The next stated City Council meeting is scheduled for August 8th. Northern Manhattan Not For Sale has shared its rezoning proposal here: http://bit.ly/UptownUnited.

Rezonificación rechazada

Opositores llevan la lucha al Ayuntamiento

Historia y fotos por Gregg McQueen

El concejal Francisco Moya (centro) es presidente del Subcomité de Zonificación y Franquicias.

El concejal Francisco Moya (centro) es presidente
del Subcomité de Zonificación y Franquicias.

Acusaciones de limpieza étnica, provocaciones de Twitter e incluso el fantasma del desarrollo Trumpiano.

Así fue el martes pasado mientras miembros de la comunidad del norte de Manhattan y partes interesadas se apretujaban en el Ayuntamiento para una tensa manifestación y audiencia pública sobre la propuesta de rezonificación de Inwood de la ciudad.

Durante una maratónica sesión que duró casi siete horas, los concejales escucharon el testimonio de los funcionarios de la ciudad y los residentes preocupados sobre el plan de la ciudad para rezonificar una gran parte del vecindario.

La audiencia se volvió hostil a veces, con el concejal Francisco Moya, presidente del Subcomité de Zonificación y Franquicias, advirtiendo repetidamente a los asistentes que se calmaran.

La reunión se llevó a cabo para escuchar nuevas aplicaciones del uso de la tierra.

Una cámara llena.

Una cámara llena.

Moya cuestionó agresivamente a los representantes del Consejo de Desarrollo Económico de la Ciudad de Nueva York (NYCEDC, por sus siglas en inglés) y al Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda (HPD, por sus siglas en inglés) si el plan causaría desplazamiento.

“Ha habido varias compras grandes de viviendas de alquiler regulado desde el anuncio de la posible rezonificación de Inwood”, dijo Moya. “¿No sienten que eso es lo que lleva a que la especulación llegue a la comunidad?, ¿estos desarrolladores que se van a beneficiar a sí mismos?”.

La comisionada del HPD, María Torres-Springer, argumentó que el plan de rezonificación para construir 1,300 unidades de vivienda, junto con las iniciativas de preservación y anti desplazamiento incluidas en el plan, son en beneficio de la comunidad.

“La realidad es que si no hacemos nada, si no construimos más viviendas asequibles, los alquileres seguirán aumentando, lo que agravará la crisis”, dijo.

"Este plan, si se lleva a cabo, va a destruir Inwood para siempre", dijo Maggie Clarke del grupo de defensa Preservación de Inwood.

“Este plan, si se lleva a cabo, va a destruir
Inwood para siempre”, dijo Maggie Clarke del
grupo de defensa Preservación de Inwood.

El concejal Antonio Reynoso dijo que 30,000 residentes negros y latinos fueron desplazados de Williamsburg luego de una rezonificación en el 2006 y llamó a la ciudad a aprender de los errores del pasado.

“Solo quiero advertirles, usen la historia para hacerlo mejor”, dijo a los funcionarios de la ciudad.

Reynoso les informó que los residentes de la comunidad están a la defensiva acerca de las rezonificaciones porque la ciudad tiende a enfocarse en vecindarios de color para la reurbanización.

“Necesitan ver que van a construir en las comunidades blancas tanto como en las negras y marrones, y entonces detendrán estas peleas”, dijo Reynoso, quien también reprendió a la ciudad por atar las mejoras en barrios de bajos ingresos a planes de rezonificación.

En sus palabras de apertura, el concejal Ydanis Rodríguez, quien representa a Inwood, reconoció que el plan de la EDC probablemente tendría que ser enmendado para calmar a los residentes de la comunidad y dijo que la ciudad necesita abordar una falta histórica de inversión en el norte del condado.

La audiencia duró casi siete horas.

La audiencia duró casi siete horas.

“Mi comunidad, como otras comunidades desatendidas, no se ha beneficiado de la inversión necesaria para crear nuevas oportunidades económicas”, argumentó Rodríguez. “Si bien otras comunidades en la ciudad han disfrutado de inversiones públicas en nuevas viviendas asequibles, infraestructura comunitaria, educación y capacitación, hemos sido ignorados por las administraciones anteriores”.

“Con la propuesta Inwood NYC, nos esforzamos por tener la oportunidad de abordar muchos de los desafíos que se han descuidado durante incontables años”, agregó.

“Ciertamente hay cambios que se necesitarán hacer a esta propuesta de rezonificación para responder directamente a la retroalimentación de la comunidad “, dijo Rodríguez, quien emitió lo que llamó su” visión para la rezonificación” el 9 de julio. Incluyó un” Certificado de No Acoso” (CONH, por sus siglas en inglés) programa piloto en el distrito 10 y arrendamientos a 10 años para pequeños negocios.

“Hoy estamos aquí para escuchar sus inquietudes y sus voces sobre el plan de rezonificación propuesto, particularmente sobre la preservación y construcción de viviendas asequibles, las cuales acordamos deben ser definidas y articuladas más claramente por la administración”, señaló.

Se realizó una manifestación antes de la audiencia.

Se realizó una manifestación antes de la audiencia.

La audiencia fue precedida por una manifestación grande y ruidosa en las escalinatas del Ayuntamiento, donde los opositores a la rezonificación llamaron a Rodríguez y a sus colegas a votar “no”.

La residente de Inwood Lena Meléndez señaló que todas las propuestas de rezonificación anteriores presentadas por la administración De Blasio fueron aprobadas por el Concejo Municipal a pesar de la feroz oposición de los residentes en esas comunidades.

“Una y otra vez… el Concejo Municipal cede ante los cabilderos de propietarios, la Junta de Bienes Raíces de Nueva York (REBNY, por sus siglas en inglés) y los intereses corporativos”, comentó. “Esto se detiene hoy”.

“Levántense con nosotros y voten no”, imploró a los concejales.

El congresista Adriano Espaillat comentó que la ciudad se centra en Inwood “ahora que el vecindario es sexy y puedes comer sushi e ir a Starbucks”.

"Si mis hijos se mudan, debería ser una elección, no porque se vean forzados a salir", dijo Johanna García.

“Si mis hijos se mudan, debería ser una elección,
no porque se vean forzados a salir”, dijo
Johanna García.

Pidió a la administración De Blasio establecer un plan de rezonificación que asegure 5,000 apartamentos asequibles adaptados a los niveles de ingresos de los hogares de Inwood.

“El alcalde se jacta de que construirá 200,000 unidades de viviendas asequibles. Él debería poder darnos 5,000”, dijo Espaillat, quien fue inequívoco sobre su oposición.

“Aquí es donde crecí, donde nacieron mis hijos y donde nació mi nieto hace cuatro años”, dijo. “El norte de Manhattan tiene mi ADN. Es por eso que estoy en contra de este plan”.

Ava Farkas, directora ejecutiva del Consejo Met de Vivienda, dijo que la ciudad está practicando “una amnesia colectiva” de que las rezonificaciones no afectan el aburguesamiento o el desplazamiento, señalando cuántos residentes huyeron de Williamsburg en Brooklyn.

“La rezonificación de Inwood no es más que la rezonificación Bloomberg 2.0”, dijo Farkas. “Es la misma política fallida de regalar espacio edificable y altura a los desarrolladores por cantidades inadecuadas de viviendas asequibles para nuestra comunidad, que aun así son inaccesibles para las familias vulnerables que más las necesitan”.

Carteles pegados afuera del Ayuntamiento.

Carteles pegados afuera del Ayuntamiento.

Johanna García, del Consejo de Educación Comunitaria 6, dijo que el 80 por ciento de los niños en el distrito califican para almuerzos escolares gratuitos, y destacó que la adición de viviendas a precio de mercado significaría que los residentes, como sus hijos, podrían no estar en condición de pagar su propio vecindario cuando sean un poco mayores.

“Si mis hijos se mudan, debería ser una elección, no porque sean forzados a salir”, dijo García.

Maggie Clarke, del grupo de defensa Preservación de Inwood, fue directa en su evaluación del plan de rezonificación de la EDC.

“Este plan, si se lleva a cabo, va a destruir a Inwood para siempre”, afirmó.

Señaló que la Declaración de Impacto Ambiental (EIS, por sus siglas en inglés) hecha para la rezonificación indicó que 45 intersecciones de tráfico serían negativamente afectadas por el plan.

"La rezonificación de Inwood no es más que la rezonificación Bloomberg 2.0", dijo Ava Farkas, directora ejecutiva del Consejo Met de Vivienda.

“La rezonificación de Inwood no es más que la
rezonificación Bloomberg 2.0″, dijo Ava Farkas,
directora ejecutiva del Consejo Met de Vivienda.

“Cuando Inwood esté paralizado, va a afectar a Washington Heights y al Bronx también”, comentó.

Clarke también destacó que parte del área de rezonificación está a lo largo del río Harlem, que es susceptible a las inundaciones.

“Quieren poner estos edificios en un terreno inundable”, dijo.

El plan de rezonificación de la EDC para Inwood ha sufrido una recepción accidentada: además de la oposición de la comunidad, la Junta Comunitaria 12 presionó por cambios sustanciales en una resolución aprobada en marzo. Además, la presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, no aprobó el plan y presentó numerosas recomendaciones a la Comisión de Planificación Urbana (CPC, por sus siglas en inglés) necesaria para obtener su aprobación.

No obstante, la CPC aprobó el plan como se propuso en una votación del 25 de junio.

El 9 de julio, el Instituto de Estudios Dominicanos de la City University de Nueva York publicó un informe pidiendo la implementación de un “impuesto de aburguesamiento” que genere ingresos para un fideicomiso de tierras comunitarias (CLT, por sus siglas en inglés) para reinvertir en viviendas asequibles y mejoras al vecindario.

Los manifestantes expresaron su oposición.

Los manifestantes expresaron su oposición.

“La ciudad podría cobrar impuestos adicionales a la propiedad sobre el aumento del precio de la vivienda provocado por el aburguesamiento”, sugiere el informe. “Estos ingresos adicionales podrían reservarse para dos propósitos específicos en estos vecindarios: financiar viviendas asequibles, ya sea mediante la preservación o la construcción de nuevas unidades, y aplicarlas para mejorar los servicios, como mejores parques y servicios más confiables”.

El informe señaló que la ciudad anunció que asignaría $1.65 millones de dólares para crear tres CLT para mejorar las viviendas para personas de bajos ingresos en Queens y Brooklyn.

“A medida que los inquilinos de lujo disfrutan de un nuevo valor creado por la rezonificación, parece un plan sensato para generar ingresos de esa manera”, dijo Avi Garelick, organizador de Faith en Nueva York, quien ha tratado de crear un CLT relacionado con una propiedad del DOT en la calle 158 oeste.

Farkas dijo que esperaba que Rodríguez votara “no” en la rezonificación de Inwood. Señaló que el concejal finalmente se opuso al plan de Sherman Plaza, que habría permitido una rezonificación localizada para construir un edificio de 15 pisos frente a Fort Tryon Park, después de una intensa respuesta negativa de la comunidad.

“Creo que demostró un liderazgo real al escuchar a la comunidad durante Sherman Plaza y cambió de opinión sobre eso”, dijo Farkas. “Ha luchado por la equidad y la justicia social durante toda su vida y esto no es lo suficientemente bueno para su comunidad, y no debería ser lo suficientemente bueno para que él se conforme”.

La defensora y asistente legal Pilar de Jesús, quien dijo que la rezonificación de East Harlem desmanteló un vecindario vibrante y desplazó a los residentes de mucho tiempo que habían sido vecinos, fue aún más contundente en su testimonio, hablándole directamente a Rodríguez: “Si usted aprueba esta rezonificación, será considerado un Trump local”.

La próxima reunión revelada del Concejo Municipal está programada para el 8 de agosto.