Raging against Ageism
Furia contra la discriminación por edad

  • English
  • Español

Raging against Ageism

Forum examines workplace age discrimination

By Gregg McQueen

“It is really important that we talk about these issues,” said Ángela Fernández, Acting Commissioner of the Division of Human Rights.

Ageism is old news.

The New York State Division of Human Rights hosted a forum, together with advocates, on fighting workplace age discrimination on May 17 at Hunter College.

“It is really important that we talk about these issues, that we have the experts do a deep dive on these issues so that we can understand it… to think about what kind of policy solutions we can think about and develop together,” said Ángela Fernández, Acting Commissioner of the Division of Human Rights (DHR).

The event detailed the state’s human rights laws, and panelists offered tips on how to combat ageism and file a claim if discriminated against in the workplace.

Fernández said New York’s human rights law is the oldest human rights law in the country, enacted in 1945 to prevent discrimination in employment based on race, age, creed, color and national origin.  She noted that New York also started its own Fair Housing Act 20 years before the federal government started its own Fair Housing Act.

“I think we need to continue to be the first state to do things of this nature, to be a model for other states and a model for the federal government,” she said.

Ruth Finkelstein, Executive Director of Hunter College’s Brookdale Institute for the Aging, said age discrimination in employment is one of the primary focuses of the institute.

“We see this as one of the human rights issues of this time,” Finkelstein said.

“This issue is picking up momentum,” she said, noting that she had attended three forums on the topic of age discrimination within a three-week span.

“It’s just like any other discrimination – it’s just that this one gets overlooked,” agreed Alice Fisher, President and Founder of The Radical Age Movement (RAM), a grassroots group that aims to challenge interpretations of aging.

Fisher said that people are attempting to work to a later age than they once did, instead of retiring.

“People are healthier, and, quite frankly, they can’t afford to retire,” she said.

Fisher said that potential signs of age discrimination at work include comments about your age, or when workers stop getting raises or performance reviews.

Caroline Downey, General Counsel of the State Division of Human Rights, said there are about 6,000 discrimination cases filed per year with the agency, with about 20 percent of them related to age.

It is unlawful to fire an employee based on age.

“It’s also unlawful to have an advertisement or other writing that indicates preference for young applicants,” she sai

“It’s just like any other discrimination,” agreed RAM President Alice Fisher.

Claims can be filed on the State Division’s website, which Downey calls a “user-friendly system that’s built to move along quickly.”

Investigations must be finished in 180 days.

Complaints must be filed within one year of discrimination, and many cases are settled prior to a hearing

The agency is often able to win claimants reinstatement to job with back pay if they’ve been terminated, force training on employers as well as civil fines and penalties up to $100,000.

“Under the city’s human rights law, both employers and individuals can be held liable,” noted Mari Grace Sacro, Supervising Attornery of the NYC Human Rights Coalition.

To prevent against workplace age discrimination, Sacro said the city might need to create additional laws.

“We have to come up with creative solutions – it could be prohibiting employees from asking about age or graduation date. Just like we’ve done with asking about salary history,” she said.

Activist Ashton Applewhite, who wrote This Chair Rocks: A Manifesto Against Ageism, said that lessons can be learned from the disability anti-discrimination movement.

“What disability activists did was so brilliant,” said Applewhite. “They changed the perception condition from a personal misfortune to a social issue. We need to learn from them.”

For more information, please visit dhr.ny.gov.

ASSISTANCE AT HAND

Under the Human Rights Law in New York, every citizen has an “equal opportunity to enjoy a full and productive life.” This law protects you from discrimination in areas such as employment, education, credit, and purchasing or renting a home or commercial space based on your:

  • Race
  • Creed
  • Color
  • National origin
  • Sexual orientation
  • Military status
  • Sex
  • Age
  • Marital status
  • Domestic violence victim status
  • Disability
  • Pregnancy-related condition
  • Predisposing genetic characteristics
  • Prior arrest or conviction record
  • Gender Identity or Expression
  • Familial status
  • Lawful source of income (in housing only)
  • Retaliation for opposing unlawful discriminatory practices

 

If someone feels they have been discriminated against they can file a complaint with the Division of Human Rights (DHR). Once a complaint is filed, DHR will investigate and may present the case in a public hearing. For more information, go to dhr.ny.gov or call 888.392.3644.

Furia contra la discriminación por edad

Foro examina la discriminación por edad en el lugar de trabajo

Por Gregg McQueen

Los panelistas ofrecieron consejos sobre cómo combatir la discriminación.

La discriminación por edad son noticias viejas.

La División de Derechos Humanos del Estado de Nueva York organizó un foro, junto con defensores, sobre la lucha contra la discriminación por edad en el lugar de trabajo el 17 de mayo en Hunter College.

“Es muy importante que hablemos sobre estos temas, que hagamos que los expertos realicen una profunda inmersión en estos temas para que podamos entenderlos… para pensar en qué tipo de soluciones de políticas podemos pensar y desarrollar juntos”, dijo Ángela Fernández, comisionada interina de la División de Derechos Humanos (DRH, por sus siglas en inglés).

El evento detalló las leyes de derechos humanos del estado y los panelistas ofrecieron consejos sobre cómo combatir la discriminación por motivos de edad y presentar una reclamación en caso de discriminación en el lugar de trabajo.

Fernández dijo que la ley de derechos humanos de Nueva York es la ley de derechos humanos más antigua del país, promulgada en 1945 para prevenir la discriminación en el empleo por motivos de raza, edad, credo, color y origen nacional. Señaló que Nueva York también comenzó su propia Ley de Vivienda Justa 20 años antes de que el gobierno federal comenzara la propia.

“Creo que debemos seguir siendo el primer estado en hacer cosas de esta naturaleza, ser un modelo para otros y uno para el gobierno federal”, dijo.

Ruth Finkelstein, directora ejecutiva del Instituto Brookdale para el Envejecimiento de Hunter College, dijo que la discriminación por edad en el empleo es uno de los principales objetivos del instituto.

“Vemos esto como uno de los problemas de derechos humanos de este tiempo”, dijo Finkelstein.

El trabajo del activista Ashton Applewhite.

“Este problema está cobrando impulso”, dijo, y señaló que había asistido a tres foros sobre el tema de la discriminación por edad en un lapso de tres semanas.

“Es como cualquier otra discriminación, solo que que esta se pasa por alto”, dijo Alice Fisher, presidenta y Fundadora de The Radical Age Movement (RAM, por sus siglas en inglés), un grupo de base que pretende desafiar las interpretaciones del envejecimiento.

Fisher dijo que las personas intentan trabajar a una edad más avanzada que antes, en lugar de retirarse.

“Son más saludables y, francamente, no pueden darse el lujo de jubilarse”, dijo.

Fisher comentó que los posibles signos de discriminación por edad en el trabajo incluyen comentarios sobre su edad, o cuando los trabajadores dejan de recibir aumentos o evaluaciones de desempeño.

Caroline Downey, abogada general de la División de Derechos Humanos del estado, dijo que alrededor de 6,000 casos de discriminación son presentados por año a la agencia, con un 20 por ciento de ellos relacionados con la edad.

Es ilegal despedir a un empleado por edad.

“También es ilegal tener un anuncio u otro escrito que indique preferencia por los solicitantes de empleo jóvenes”, dijo.

Applewhite en un foro reciente.

Las reclamaciones se pueden presentar en el sitio web de la División del Estado, el cual, Downey llama, un “sistema fácil de usar que está diseñado para avanzar rápidamente”.

Las investigaciones deben finalizar en 180 días.

Las quejas deben presentarse dentro de un año de la discriminación, y muchas se resuelven antes de una audiencia

La agencia a menudo puede ganar la reincorporación de los demandantes al trabajo con pago retroactivo si han sido despedidos, forzar la capacitación de los empleadores, así como multas civiles y multas de hasta $100,000 dólares.

“Bajo la ley de derechos humanos de la ciudad, tanto los empleadores como las personas pueden ser responsables”, señaló Mari Grace Sacro, abogada supervisora de la Coalición de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York.

Para evitar la discriminación por edad en el lugar de trabajo, Sacro dijo que la ciudad podría necesitar crear leyes adicionales.

“Tenemos que encontrar soluciones creativas, podría ser prohibiendo a los empleados preguntar sobre la edad o la fecha de graduación. Al igual que hemos hecho con preguntar sobre el historial salarial”, dijo.

El activista Ashton Applewhite, quien escribió This Chair Rocks: A Manifesto Against Ageism, dijo que se pueden aprender lecciones del movimiento contra la discriminación de la discapacidad.

“Lo que hicieron los activistas de la discapacidad fue tan brillante”, dijo Applewhite. “Cambiaron la condición de percepción de una desgracia personal a una cuestión social. Tenemos que aprender de ellos”.

Para obtener más información, por favor visite dhr.ny.gov.

RECURSOS

Bajo la Ley de derechos humanos de Nueva York, todos los ciudadanos tienen “la misma oportunidad de disfrutar de una vida plena y productiva”. Esta ley le protege de la discriminación en áreas como el empleo, la educación, el crédito y la compra o el alquiler de una vivienda o espacio comercial basado en su:

· Raza
· Credo
· Color
· Origen nacional
· Orientación sexual
· Estatus militar
· Sexo
· Edad
· Estatus marital
· Estatus de víctima de violencia doméstica
· Discapacidad
· Enfermedad relacionado con el embarazo
· Carácterísticas genéticas predispuestas
· Arresto previo o registro de condena
· Identidad o expresión de género
· Estatus familiar
· Fuente legal de ingresos (solo en vivienda)
· Represalias por oponerse a prácticas discriminatorias ilegales

Si alguien siente que ha sido discriminado, puede presentar una queja ante la División de Derechos Humanos (DHR, por sus siglas en inglés). Una vez que se presenta una queja, la DHR investigará y puede presentar el caso en una audiencia pública. Para más información, vaya a dhr.ny.gov o llame al 888.392.3644.