Iron Tower
Torre de hierro

  • English
  • Español

Iron Tower

Historic fire watchtower restored

“New York City really cares about its history,” said NYC Parks Commissioner Mitchell J. Silver (center).

With three hollow dings from its revamped bronze bell, the renovated Harlem Fire Watchtower that sits atop Mount Morris in Marcus Garvey Park was unveiled on Sat., Oct. 26th.

The $7.9 million restoration project has been completed, after the tower was deconstructed in late 2014. The historic 47-foot cast-iron tower and its surrounding landscape have been wholly refurbished.
“For the community to have this tower restored is really a symbol that New York City really cares about and recognizes its history,” said NYC Parks Commissioner Mitchell J. Silver.

The project salvaged a great portion of the tower’s sound original ironwork, made precise replicas for any replacements, restored the bronze bell and included new structural supports.

While many of the original designs were retained, the landscape around the watchtower was improved to meet current engineering standards. Sightlines were also cleared so the structure is now more visible to visitors.

The tower before and after restoration.

Fire watchtowers were used frequently in New York City during the 19th century to contain fires.
Round-the-clock fire watchers used to sit atop of the towers scanning their surroundings for flames or smoke to direct fire companies throughout the city.

At one point, there were 11 towers across Manhattan, but today, the 47-foot cast-iron tower in Harlem is the last of its kind.

The tower was designated a New York City landmark in 1967 and was listed on the National Register of Historic Places in 1976.

“Since it’s the last one, it is a landmark, and it is a sense of pride for our community,” said Silver.

The renovation was funded by a $6.6 million allocation from Mayor Bill de Blasio, $1.2 million from the New York City Council, and $200,000 from Manhattan Borough President Gale Brewer.

For more information, please visit on.nyc.gov/2MUAv2Q.

Torre de hierro

Histórica torre de vigilancia contra incendios restaurada

“La ciudad de Nueva York realmente se preocupa por su historia”, dijo el comisionado de Parques de NYC Mitchell J. Silver (centro).

Con tres golpes huecos de su renovada campana de bronce, la renovada Torre contra incendios de Harlem que se encuentra en la cima del Monte Morris en Marcus Garvey Park fue presentada el sabado 26 de octubre.

El proyecto de restauración de $7.9 millones de dólares se completó, después de que la torre fue deconstruida a fines de 2014. La histórica torre de hierro fundido de 47 pies y el paisaje circundante han sido completamente renovados. “Para la comunidad, que se restaure esta torre, es realmente un símbolo que la ciudad de Nueva York se preocupa y reconoce su historia”, dijo el comisionado de Parques de NYC, Mitchell J. Silver.

El proyecto rescató una gran parte de los herrajes originales de la torre, hizo réplicas precisas de todos los reemplazos, restauró la campana de bronce e incluyó nuevos soportes estructurales.

Si bien se conservaron muchos de los diseños originales, el paisaje alrededor de la torre de vigilancia se mejoró para cumplir con los estándares de ingeniería actuales. Las líneas de visión también se limpiaron para que la estructura ahora sea más visible para los visitantes.

La torre antes y después de la restauración.

Las torres de vigilancia contra incendios se usaron con frecuencia en la ciudad de Nueva York durante el siglo XIX para contener incendios. Los observadores de incendios las 24 horas del día solían sentarse en la cima de las torres explorando sus alrededores en busca de llamas o humo para dirigir a las compañías de bomberos en toda la ciudad.

En un momento, hubo 11 torres en Manhattan, pero hoy, la torre de hierro fundido de 47 pies en Harlem es la última de su tipo.

La torre fue designada un hito de la ciudad de Nueva York en 1967 y fue incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1976.

“Dado que es la última, es un hito y es un orgullo para nuestra comunidad”, dijo Silver.

La renovación fue financiada por una asignación de $6.6 millones de dólares del alcalde Bill de Blasio, $1.2 millones del Concejo de la ciudad de Nueva York y $200,000 de la presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer.

Para más información, por favor visite on.nyc.gov/2MUAv2Q.