Foam Finale
Fin del poliestireno

  • English
  • Español

Foam Finale

Single-use foam food containers are out.

Pack up the peanuts.

The Department of Sanitation has begun enforcing its foam ban law – including on the loose fill packing peanuts – starting July 1, the end of its six month warning period.

“Foam cannot be recycled, plain and simple,” said Acting Sanitation Commissioner Steven Costas. “When foam enters our waste stream, it becomes a source of neighborhood litter and can end up on our beaches and in our waterways. It’s hazardous to marine life and can clog storm drains. It’s even a contaminant in our recycling and organics programs. Over the past six months, we’ve worked to educate businesses of the new law, and many businesses have already made the change to recyclable products.”

The foam ban, which officially took effect January 1, prohibits stores and food-service businesses from offering, selling or possessing single-use foam food containers such as takeout clamshells, cups, plates, bowls, coolers and trays. Additionally, manufacturers and stores may no longer sell or offer for sale loose fill packaging, typically known as “packing peanuts,” in the city.

Single-use foam items are not recyclable and are instead collected as trash in the city. Alternative packaging options include compostable products, or recyclable paper, plastic and aluminum.

Non-profits and small businesses with less than $500,000 in gross income for the most recent tax year may apply for hardship exemptions from the Department of Small Business Services (SBS) if they can prove that the purchase of alternative products not composed of EPS would create a financial hardship. . For more information, visit nyc.gov/foamwaiver.

For more information, visit nyc.gov/foamban.

Fin del poliestireno

El alcalde Bill de Blasio hizo el anuncio el 1 de enero de 2019.

Empaquen los manís.

El Departamento de Limpieza y Recolección de Basura ha comenzado a hacer cumplir su ley de prohibición de poliestireno, que incluye el relleno de maní suelto, a partir del 1 de julio, el final de su período de advertencia de seis meses.

“El poliestireno no se puede reciclar, así de simple”, dijo el comisionado Interino de Limpieza y Recolección de Basura Steven Costas. “Cuando el poliestireno ingresa a nuestro flujo de desechos, se convierte en una fuente de basura en el vecindario y puede terminar en nuestras playas y en nuestros flujos de agua. Es peligroso para la vida marina y puede obstruir los desagües pluviales. Incluso es un contaminante en nuestros programas de reciclaje y productos orgánicos. Durante los últimos seis meses, hemos trabajado para educar a los negocios sobre la nueva ley, y muchas empresas ya han hecho el cambio a productos reciclables”.

La prohibición del poliestireno, que entró en vigencia oficialmente el 1 de enero, prohíbe a las tiendas y negocios de servicios de comida ofrecer, vender o poseer recipientes de poliestireno de un solo uso, como conchas, tazas, platos, tazones, hielera y bandejas para llevar. Además, los fabricantes y las tiendas ya no pueden vender u ofrecer empaques de relleno suelto, generalmente conocidos como “empaque de maní” en la ciudad.

Los artículos de poliestireno de un solo uso no son reciclables y en cambio se recolectan como basura en la ciudad. Las opciones alternativas de embalaje incluyen productos compostables o papel reciclable, plástico y aluminio.

Las organizaciones sin fines de lucro y pequeños negocios con menos de $500,000 dólares en ingresos brutos para el año fiscal más reciente pueden solicitar exenciones por dificultades del Departamento de Servicios para Pequeños Negocios (SBS, por sus siglas en inglés) si pueden probar que la compra de productos alternativos que no estén compuestos por EPS generaría una dificultad financiera. Para obtener más información, visite nyc.gov/foamwaiver.
Para obtener más información, visite nyc.gov/foamban.