City HallNewsPolitics/Government

Finance Fray
Lucha por las finanzas

Mayor Adams unveils preliminary city budget for FY24
El alcalde Adams presenta el presupuesto preliminar de la ciudad para el año fiscal 24

Finance Fray

Mayor Adams unveils preliminary city budget for FY24
By Gregg McQueen

Mayor Eric Adams has presented the FY 2024 budget.

And he’s off.

Mayor Eric Adams has released a $102.7 billion preliminary budget for New York City in Fiscal Year 2024 (FY24), which begins on July 1.
Adams’ proposal represents an increase of $1.7 billion from the $101 billion budget enacted for FY23. However, it is a decrease from the Mayor’s budget modification in November, which projected $104 billion will be spent by the city before the current fiscal year expires.
In announcing the preliminary budget at City Hall, Adams underscored the importance of fiscal responsibility for the city during a time of increased costs, including the needs of refugee and migrant arrivals, and expiring federal aid related to the pandemic.
“We will still need to support the core services that New Yorkers depend upon every day, but with fewer resources,” Adams stated.
While the FY24 preliminary budget features enhanced funding for affordable housing, environmental projects, and sanitation, it proposes cuts for public schools, libraries, and various social services.
Adams described anticipated budget gaps of  $3.2 billion for Fiscal Year 2025, $5 billion for Fiscal Year 2026, and $6.5 billion by Fiscal Year 2027.
“By staying focused on savings and efficiency, we will bring these gaps down over the course of the financial plan,” Adams said “We balanced fiscal year 2024 by reorganizing additional revenue and savings.”
According to the budget proposal, the city plans to eliminate open job positions next year for a cost savings of around $350 million.
The preliminary budget will continue vacancy reductions at agencies such as the Department of Social Services, Human Resources Administration, Department of Youth and Community Development, and the Health Department.
Highlights of the preliminary budget include an additional funding to assist low-income prospective homeowners with down payments and expand enforcement against tenant harassment. The city will also streamline the building and land use process across several city agencies, in a move intended to cut several months off the process for building affordable housing projects. In addition, the city will attempt to convert vacant offices into affordable housing.
“There are a whole lot of things I would like to do, but just as if we’re asking everyday taxpayers to properly balance their budgets at home, we have to do the same,” Adams said. “And so, we have a minimum increase in new needs and new initiatives that we want to put in place, like our summer jobs that we put in place for young people and other initiatives. So, [there is a] minimum [of new] initiatives and that’s what you see some of the costs increase. And we had to put money just even dealing with inflation on fuel costs and other costs.”
Funding for the New York Police Department’s budget will remain stable, Adams said, with an effort to recruit new officers and deploy personnel efficiently.
“I am not going to trade off public safety. We have to be safe,” said Adams. “I’m not going to trade that off. We have to not only have real numerical indicators that we’re safe, but there’s a need for symbolism. New Yorkers must feel safe, and they feel safe when they see that blue uniform. We’re going to recruit. We have to use overtime in a smart way, we’re going to do that.”
“Mayor Adams continues to sacrifice essential services while protecting and preserving an over-bloated police budget,” advocacy group Communities United for Police Reform said in a statement. “Protecting the NYPD’s bloated budget from financial and personnel cuts will not make our city safer and will only serve to increase criminalization of communities the Mayor is neglecting to serve and support.”
The FY24 proposal maintains the city’s budget reserves at a record level of $8.3 billion.
However, City Comptroller Brad Lander criticized Adams for not bolstering the city’s rainy-day reserve funds enough.
“Last year’s record deposit into the city’s long-term reserves will buoy services in a downturn, but we do not yet have enough reserves to navigate us through a recession,” said Lander. “Key areas remain under-budgeted, including police overtime, housing vouchers, and likely increases in labor costs, which will swell already projected out-year budget gaps.”
After a series of City Council hearings regarding the preliminary budget, Adams will unveil his executive budget in April.
A budget agreement between Adams and the City Council is due by July 1.
In FY23, Adams’ budget proposals were widely criticized by many Councilmembers, which could be an indication there are more tensions to come.
In a statement, Council Speaker Adrienne Adams and Finance Chair Justin Brannan expressed concern about some of the proposed budget cuts.
“As our city continues to recover from the pandemic, we must prioritize smart investments that maintain essential services to keep all New Yorkers healthy and safe. We also must prioritize solutions to the staffing challenges that have hindered city agencies in delivering key services to New Yorkers, such as housing and food assistance,” the statement said. “To that end, many of our concerns with the Mayor’s November Plan remain with the Fiscal Year 2024 Preliminary Budget. The Council will be more closely examining the details of this Preliminary Budget and holding oversight hearings on agency budgets and the efficiencies in current city spending as it relates to the overall priorities of New Yorkers.”
“Our vision for an equitable New York includes commitments to funding CUNY, libraries, early childhood and K-12 education, and critical health and social safety net services that make New York City a cleaner, healthier, and safer place for all New Yorkers,” Adams and Brannan added. “This Council is deeply committed to protecting the essential services that help us achieve that important goal.”
Public Advocate Jumaane Willams said that staff reduction at city agencies would hinder the success of social services.
“A budget is a moral document, a statement of values, and as a progressive city, the capacity of government to do good should be a core value. Disinvestment in government staff and services is disinvestment in the people of New York,” Williams said. “Cutting open positions, rather than taking steps to fill them with talented, dedicated public servants, has real, human cost in preventing programs from succeeding.”

Lucha por las finanzas

El alcalde Adams presenta el presupuesto preliminar de la ciudad para el año fiscal 24
Por Gregg McQueen

El alcalde Eric Adams presentó el presupuesto para el año fiscal 2024.

Y ya está.

El alcalde Eric Adams ha hecho público un presupuesto preliminar de $102,700 millones de dólares para la ciudad de Nueva York en el año fiscal 2024 (FY24), que comienza el 1 de julio.

La propuesta de Adams representa un aumento de $1,700 millones de dólares respecto al presupuesto de $101,000 millones aprobado para el FY23. Sin embargo, supone una disminución con respecto a la modificación presupuestaria realizada por el alcalde en noviembre, que preveía que la ciudad gastaría $104,000 millones de dólares antes de que finalizara el actual ejercicio fiscal.

Al anunciar el presupuesto preliminar en el Ayuntamiento, Adams subrayó la importancia de la responsabilidad fiscal para la ciudad en un momento de aumento de los gastos, incluidas las necesidades de la llegada de refugiados y migrantes, y la expiración de las ayudas federales relacionadas con la pandemia.

“Tendremos que seguir prestando los servicios básicos de los que dependen los neoyorquinos cada día, pero con menos recursos”, declaró Adams.

Aunque el presupuesto preliminar para el año fiscal 24 incluye una mayor financiación para viviendas asequibles, proyectos medioambientales y de limpieza y recolección de basura, también propone recortes para las escuelas públicas, las bibliotecas y diversos servicios sociales.

Adams describió brechas presupuestarias anticipadas de $3,200 millones de dólares para el año fiscal 2025, de $5,000 millones de dólares para el año fiscal 2026 y de $6,500 millones de dólares para el año fiscal 2027.

“Manteniéndonos centrados en el ahorro y la eficiencia, reduciremos estas brechas a lo largo del plan financiero”, dijo Adams. “Equilibramos el año fiscal 2024 reorganizando ahorros e ingresos adicionales”.

Según la propuesta de presupuesto, la ciudad planea eliminar puestos de trabajo sin cubrir el próximo año para un ahorro de alrededor de $350 millones de dólares.

El presupuesto preliminar continuará las reducciones de puestos de trabajo sin cubrir en organismos como el Departamento de Servicios Sociales, la Administración de Recursos Humanos, el Departamento de Juventud y Desarrollo Comunitario y el Departamento de Salud.

Entre los aspectos más destacados del presupuesto preliminar se incluye financiación adicional para ayudar a los futuros propietarios de viviendas con bajos ingresos a pagar el enganche y ampliar la aplicación de la ley contra el acoso a los inquilinos. La ciudad también agilizará el proceso de construcción y uso del suelo en varias agencias de la ciudad, con la intención de acortar varios meses el proceso de construcción de proyectos de vivienda asequible. Además, la ciudad intentará convertir las oficinas vacías en viviendas asequibles.

“Hay muchísimas cosas que me gustaría hacer, pero igual que pedimos a los contribuyentes de a pie que equilibren adecuadamente sus presupuestos en casa, nosotros tenemos que hacer lo mismo”, dijo Adams. “Y así, tenemos un aumento mínimo en nuevas necesidades y nuevas iniciativas que queremos poner en marcha, como nuestros empleos de verano que creamos para los jóvenes y otras. Por lo tanto, hay un mínimo de iniciativas nuevas y eso es lo que hace que aumenten algunos de los gastos. Y hemos tenido que poner dinero incluso para hacer frente a la inflación en los precios del combustible y otros.

“La financiación del presupuesto del Departamento de Policía de Nueva York se mantendrá estable, dijo Adams, con un esfuerzo para reclutar nuevos agentes y desplegar al personal de manera eficiente.

“No voy a renunciar a la seguridad pública. Tenemos que estar seguros”, dijo Adams. “No voy a renunciar a eso. No sólo tenemos que tener indicadores numéricos reales de que estamos seguros, sino que también es necesario el simbolismo. Los neoyorquinos deben sentirse seguros, y lo están cuando ven ese uniforme azul. Vamos a reclutar. Tenemos que usar las horas extras de forma inteligente, vamos a hacerlo”.

“El alcalde Adams sigue sacrificando servicios esenciales mientras protege y preserva un presupuesto policial sobredimensionado”, afirmó en un comunicado el grupo de defensa Comunidades Unidas por la Reforma Policial. “Proteger el presupuesto inflado del NYPD de los recortes financieros y de personal no hará que nuestra ciudad sea más segura y solo servirá para aumentar la criminalización de las comunidades a las que el alcalde está dejando de servir y apoyar”.

La propuesta para el año fiscal 24 mantiene las reservas presupuestarias de la ciudad en un nivel récord de $8,300 millones de dólares.

Sin embargo, el contralor de la ciudad, Brad Lander, criticó a Adams por no reforzar lo suficiente los fondos de reserva para situaciones de emergencia.

“El depósito récord del año pasado en las reservas a largo plazo de la ciudad impulsará los servicios en una recesión, pero todavía no tenemos suficientes reservas para navegar a través de una recesión”, dijo Lander. Las áreas clave siguen estando por debajo de lo presupuestado, como el tiempo extra de la policía, los vales de vivienda y los probables aumentos de los costos de la mano de obra, que engrosarán las brechas presupuestarias ya proyectadas para el año que viene”.

Tras una serie de audiencias del Ayuntamiento sobre el presupuesto preliminar, Adams dará a conocer su presupuesto ejecutivo en abril.

Adams y el Concejo de la ciudad deben llegar a un acuerdo presupuestario antes del 1 de julio.

En el año fiscal 23, las propuestas presupuestarias de Adams fueron muy criticadas por muchos concejales, lo que podría ser un indicio de que se avecinan más tensiones.

En un comunicado, la presidenta del Concejo, Adrienne Adams, y el presidente de Finanzas, Justin Brannan, expresaron su preocupación por algunos de los recortes presupuestarios propuestos.

“Mientras nuestra ciudad sigue recuperándose de la pandemia, debemos dar prioridad a inversiones inteligentes que mantengan los servicios esenciales para que todos los neoyorquinos estén sanos y seguros. También debemos dar prioridad a las soluciones de los problemas de personal que han dificultado a las agencias municipales la prestación de servicios clave a los neoyorquinos, como la vivienda y la asistencia alimentaria”, señala el comunicado. “Con ese fin, muchas de nuestras preocupaciones con el Plan de noviembre del alcalde permanecen con el Presupuesto Preliminar del Año Fiscal 2024. El Concejo examinará más de cerca los detalles de este Presupuesto Preliminar y celebrará audiencias de supervisión sobre los presupuestos de las agencias y las eficiencias en el gasto actual de la ciudad en relación con las prioridades generales de los neoyorquinos”.

“Nuestra visión de una Nueva York equitativa incluye compromisos para financiar CUNY, bibliotecas, educación infantil temprana y de K-12, y servicios fundamentales de salud y red de seguridad social que hacen de la ciudad de Nueva York un lugar más limpio, más saludable y más seguro para todos los neoyorquinos”, añadieron Adams y Brannan. “Este Concejo está profundamente comprometido con la protección de los servicios esenciales que nos ayudan a alcanzar ese importante objetivo”.

El defensor del pueblo, Jumaane Willams, afirmó que la reducción de personal en los organismos de la ciudad dificultaría el éxito de los servicios sociales.

“Un presupuesto es un documento moral, una declaración de valores, y como ciudad progresista, la capacidad del gobierno para hacer el bien debería ser un valor fundamental. Desinvertir en personal y servicios públicos es desinvertir en los neoyorquinos”, afirmó Williams. “Recortar puestos de trabajo sin cubrir, en lugar de tomar medidas para cubrirlos con funcionarios públicos con talento y dedicación, tiene un verdadero costo humano al impedir que los programas tengan éxito”.

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker