CrimeNewsPolitics/GovernmentPublic SafetyTransportation

Fighting for Safer, Cleaner Streets
Luchando por calles más seguras y limpias

Fighting for Safer, Cleaner Streets

By Eric L. Adams

Last week, we celebrated Independence Day — an opportunity to reflect on the values that make the American Dream possible in our city. Public safety and livability are two such foundational commitments — allowing every New Yorker to pursue their dreams without fear for their safety and with a better quality of life.

I am proud to say that New York remains the safest big city in America — and continues to get safer every day.

The mayor writes that his administration is “making New York City more livable for all New Yorkers.”

As a result of our administration’s successful public safety strategy, New York City has seen six straight months of crime reduction. Overall crime continues to trend downward and is down year to date. Homicides are down double digits for the year, as well as for this quarter and for last month. Grand Larceny Auto is also down double digits. Shootings are down. And burglaries are down, too.

Our public transit system is the lifeblood of our city, so keeping New Yorkers safe on the subway is key to ensuring that New York remains the safest big city in America. That is why we surged more than 1,000 additional officers in the subway system in February and introduced additional technology, including cameras and data driven officer deployment. As a result, transit crime remains down for the year, and if you take out one of the pandemic years, we have reached the lowest level of transit crime in 14 years.

“We are making improvements that New Yorkers feel every day.”

We know that community input is critical to improving public safety. That is why we are bringing partners from across the city together to find innovative approaches to reducing crime and improving quality of life. Last week, we announced the creation of our fifth quality of life improvement hub, located in Midtown Manhattan. These hubs bring together law enforcement, elected officials, and community and business leaders to address retail theft, substance use, the mental health crisis, beautification, illegal scaffolding, unlicensed cannabis shops, and more.

The coalition deploys teams to conduct regular walkthroughs where they observe issues in real time and speak with local community members and businesses on the ground. They also identify specific individuals in the area who may need connections to services, such as housing or medical care, and make referrals to the appropriate city agency or service provider.

Similar coalitions across the city are already at work making our neighborhoods safer and our streets cleaner. Our administration is committed to supporting their work and leading the way in the fight for cleaner streets and against rats. I have long been clear: I hate rats. And so do New Yorkers. That is why our administration has been ready to do whatever it takes to cut them off from their all-you-can-eat buffet. We have made enormous progress replacing black trash bags that have long cluttered our streets and fed rats.

The new containers.

This week, we announced the next step in our ‘Trash Revolution’ to get bags off our streets. Starting November 12th, buildings with one to nine residential units will be required to put their trash into wheelie trash bins for easy removal. And to make sure that cost is not a barrier for building owners, we had our own bins made. These bins are high-quality and affordable, with the most common size costing less than $50 — approximately three times cheaper than what you could expect to spend at a store.

For half a century, New York City’s most valuable and limited resource — our public space — has been hijacked by 14 billion pounds of stinky, leaking black trash bags every year. Together, we are changing that. Thanks to our administration’s efforts, as of November 12th, we will have containerized 70 percent of our city’s trash in just two years; that’s nearly 10 billion pounds of trash off our streets.

As part of the ‘Trash Revolution,’ we have changed set-out times for residential and commercial waste, so trash doesn’t sit on our streets for hours on end. We have designed a brand-new model of garbage truck years ahead of schedule. And we have a plan to get containerization done for every building and every business in New York City.

We came into office with the clear goal of improving public safety, rebuilding our economy, and making New York City more livable for all New Yorkers. We are making improvements that New Yorkers feel every day. And every step we take — whether it’s driving down crime or improving quality of life — is in service of creating a safer, more livable city for everyone.

Eric L. Adams serves as the 110th Mayor of the City of New York since January 2022. For more, please visit nyc.gov.

Luchando por calles más seguras y limpias

Por Eric L. Adams

La semana pasada celebramos el Día de la Independencia, una oportunidad para reflexionar sobre los valores que hacen posible el Sueño Americano en nuestra ciudad. La seguridad pública y la habitabilidad son dos de esos compromisos fundacionales, que permiten a todos los neoyorquinos perseguir sus sueños sin temer por su seguridad y con una mejor calidad de vida.

Me enorgullece decir que Nueva York sigue siendo la gran ciudad más segura de Estados Unidos, y que cada día es más segura.

El alcalde escribe que su administración está “haciendo la ciudad de Nueva York más habitable para todos los neoyorquinos”.

Como resultado de la exitosa estrategia de seguridad pública de nuestra administración, la ciudad de Nueva York ha registrado seis meses consecutivos de reducción de la delincuencia. En general, la delincuencia sigue una tendencia a la baja y se ha reducido en lo que va de año. Los homicidios han descendido dos dígitos en el año, así como en este trimestre y en el mes pasado. Los robos con fuerza en vehículos también han bajado dos dígitos. Los tiroteos han decrecido. Y los robos también han disminuido.

Nuestro sistema de transporte público es la sangre vital de nuestra ciudad, por lo que mantener a los neoyorquinos seguros en el metro es clave para garantizar que Nueva York siga siendo la gran ciudad más segura de Estados Unidos. Por eso, en febrero enviamos más de mil agentes de policía adicionales al metro e introdujimos nuevas tecnologías, como cámaras y agentes informáticos. Como resultado, la delincuencia en el transporte público ha disminuido este año y, si se excluye uno de los años de pandemia, hemos alcanzado el nivel más bajo de delincuencia en el transporte público de los últimos 14 años.

“Estamos haciendo mejoras que los neoyorquinos perciben cada día”.

Sabemos que la opinión de la comunidad es fundamental para mejorar la seguridad pública. Por eso estamos reuniendo a socios de toda la ciudad para encontrar enfoques innovadores que reduzcan la delincuencia y mejoren la calidad de vida. La semana pasada anunciamos la creación de nuestro quinto centro de mejora de la calidad de vida, situado en Midtown Manhattan. Estos centros reúnen a fuerzas del orden, funcionarios y líderes comunitarios y empresariales para abordar el hurto en comercios, el consumo de sustancias, la crisis de salud mental, el embellecimiento, los andamios ilegales, las tiendas de cannabis sin licencia, etc.

La coalición despliega equipos para realizar visitas periódicas en las que observan los problemas en tiempo real y hablan con los miembros de la comunidad local y los negocios sobre el terreno. También identifican a personas concretas de la zona que puedan necesitar servicios, como vivienda o atención médica, y las remiten al organismo municipal o proveedor de servicios adecuado.

En toda la ciudad existen ya coaliciones similares que trabajan para que nuestros barrios sean más seguros y nuestras calles estén más limpias. Nuestra administración se compromete a apoyar su trabajo y a liderar la lucha por calles más limpias y contra las ratas. Hace tiempo que lo tengo claro: odio las ratas. Y los neoyorquinos también. Por eso nuestra administración ha estado dispuesta a hacer lo que fuera necesario para impedirles el acceso a su bufé de “todo lo que puedan comer”. Hemos hecho enormes progresos en la sustitución de las bolsas negras de basura que durante tanto tiempo han abarrotado nuestras calles y alimentado a las ratas.

Los nuevos contenedores

Esta semana hemos anunciado el siguiente paso en nuestra “Revolución de la basura” para eliminar las bolsas de nuestras calles. A partir del 12 de noviembre, los edificios de una a nueve viviendas deberán depositar la basura en cubos con ruedas para facilitar su recogida. Y para asegurarnos de que el costo no sea un obstáculo para los propietarios de edificios, hemos hecho fabricar nuestros propios cubos. Estos cubos son de alta calidad y asequibles, y el tamaño más común cuesta menos de 50 dólares, aproximadamente tres veces más barato de lo que se podría gastar en una tienda.

Durante medio siglo, el recurso más valioso y limitado de la ciudad de Nueva York -nuestro espacio público- ha sido secuestrado por 14,000 millones de kilos de apestosas y goteantes bolsas de basura negras cada año. Juntos estamos cambiando esta situación. Gracias a los esfuerzos de nuestra administración, a partir del 12 de noviembre habremos depositado en contenedores el 70 por ciento de la basura de nuestra ciudad en sólo dos años; eso supone casi 10,000 millones de kilos de basura fuera de nuestras calles.

Como parte de la “Revolución de la basura”, hemos cambiado los horarios de recolección de los residuos residenciales y comerciales, para que la basura no permanezca en nuestras calles durante horas y horas. Hemos diseñado un nuevo modelo de camión de basura años antes de lo previsto. Y tenemos un plan para llevar los contenedores a todos los edificios y empresas de la ciudad de Nueva York.

Llegamos al cargo con el claro objetivo de mejorar la seguridad pública, reconstruir nuestra economía y hacer que Nueva York sea más habitable para todos los neoyorquinos. Estamos haciendo mejoras que los neoyorquinos perciben cada día. Y cada paso que damos -ya sea para reducir la delincuencia o mejorar la calidad de vida- está al servicio de la creación de una ciudad más segura y habitable para todos.

Eric L. Adams es el 110º alcalde de la ciudad de Nueva York desde enero de 2022. Para más información, visite nyc.gov.

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker