A Careful Advocacy: An Open Letter
Una postura cuidadosa: Una carta abierta

  • English
  • Español

A Careful Advocacy: An Open Letter

By Cyrus R. Vance, Jr.

Dear Assemblymember Rodríguez,

I hope you’re having a good summer and I look forward to meeting again soon.

I am writing in reference to your July 10 Manhattan Times op-ed, “Getting it wrong on encryption.”

In your piece, you write that I am “teaming up with President Donald Trump and United States Attorney General Jeff Sessions,” and that “Vance should dump Sessions.” I want to be clear that there is no current coordination with the administration on this issue. In fact, I worked on this issue much more closely with Attorney Generals Holder and Lynch, both of whom were in complete agreement with my office’s position.

My office has in fact taken a careful, moderate position in our advocacy on this issue. We do not want a “backdoor” for the government to access anyone’s information, as you write. Rather, we want Apple and Google to maintain their ability to comply with state and local judges’ warrants.

Cyrus R. Vance, Jr. is the Manhattan District Attorney.

Cyrus R. Vance, Jr. is the Manhattan
District Attorney.

You further warn that our proposals would result in “illicit government surveillance,” with comparisons to the NSA’s warrantless wiretapping program, and efforts to surveil Muslim communities and Black Lives Matter activists. However, our proposals have nothing to do with surveillance. Our proposals are limited to “data at rest” – or information stored on the hard drive of a smartphone – that we have taken into our custody following a judge’s determination of probable cause. Our proposal does not affect real-time communications at all. It would not enable us to break the encryption of phones that we don’t have, and it does not affect encryption of “data in transit” between two devices.

In short, lawful access to criminal evidence on individual smartphones has nothing to do with the type of surveillance or data collection that you are rightly concerned about. That is not the type of access that local law enforcement seeks or expects. Prosecutors’ offices like mine cannot and do not seize devices unless we have obtained a particularized search warrant from a neutral judge based on probable cause that evidence of a crime exists on that phone.

As detailed in our Report on Smartphone Encryption and Public Safety, these searches enable us to solve crimes and exonerate the innocent in all neighborhoods of Manhattan, including in your district.

The debate is over access to data on smartphones.

The debate is over access to data on smartphones.

Finally, you write that “law enforcement officials should be working with tech companies and industry leaders to increase and improve [cybersecurity] protections,” but “Cy Vance is doing just the opposite.”

In fact, since 2010, my office has developed the expertise, technology and partnerships to become a national leader in cybercrime prevention.

In 2015, I co-founded the Global Cyber Alliance (GCA), a public-private partnership now comprising 220 partners across 25 countries, which develops free, open-source tools to empower organizations of all sizes combat malicious cyber threats. Most recently, GCA worked with the city of New York on the program, which protects users of the city’s public Wi-Fi system while expanding the reach of safe browsing technology for millions of residents and visitors. Please be assured that we are working every day with “tech companies and industry leaders” to increase cybersecurity for New Yorkers.

I would be pleased to share additional information about our position on smartphone encryption, including case examples demonstrating just how critical this evidence has been in our work to deliver justice to crime victims in Manhattan.

I hope that we can continue this important dialogue.

 

Sincerely, 

Cyrus R. Vance, Jr.

 

Cyrus R. Vance, Jr. is the District Attorney of New York County. For more information, please visit manhattanda.org or call 212.335.9000.

Una postura cuidadosa: Una carta abierta

Por Cyrus R. Vance, Jr.

Estimado asambleísta Rodríguez,

Espero que esté teniendo un buen verano y deseo volver a reunirme pronto con usted.

Le escribo en referencia a su artículo de opinión del 10 de julio: “Equivocado en la encriptación”.

En su artículo, escribe que estoy “haciendo equipo con el presidente Donald Trump y el fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions”, y que “Vance debería deshacerse de Sessions”. Quiero dejar en claro que no existe una coordinación actual con la Administración en este tema. De hecho, trabajé sobre esto mucho más de cerca con los fiscales generales Holder y Lynch, quienes estaban completamente de acuerdo con la posición de mi oficina.

De hecho, mi oficina ha tomado una postura cuidadosa y moderada en nuestra defensa de este tema. No queremos una “puerta trasera” para que el gobierno acceda a la información de nadie mientras escribe. Más bien, queremos que Apple y Google mantengan su capacidad de cumplir con las órdenes de los jueces estatales y locales.

Vance cita a los ex fiscales generales Eric Holder y Loretta Lynch.

Vance cita a los ex fiscales generales Eric Holder y Loretta Lynch.

Advierte además que nuestras propuestas resultarán en “vigilancia gubernamental ilícita”, con comparaciones con el programa de escuchas sin orden judicial de la NSA y con los esfuerzos para vigilar a las comunidades musulmanas y activistas de Black Lives Matter. Sin embargo, nuestras propuestas no tienen nada que ver con la vigilancia. Nuestras propuestas están limitadas a “datos en reposo”, o información almacenada en el disco duro de un teléfono inteligente, que hayamos tomado bajo nuestra custodia después de la determinación de una causa probable del juez. Nuestra propuesta no afecta en absoluto las comunicaciones en tiempo real. No nos permitiría romper la encriptación de teléfonos que no tenemos y no afecta el cifrado de “datos en tránsito” entre dos dispositivos.

En resumen, el acceso legal a la evidencia criminal en teléfonos inteligentes individuales no tiene nada que ver con el tipo de vigilancia o recopilación de datos que le preocupan. Ese no es el tipo de acceso que la policía local busca o espera. Las fiscalías como la mía no pueden y no confiscan dispositivos a menos que hayamos obtenido una orden de registro particular de un juez neutral con base en una causa probable de que existe evidencia de un delito en ese teléfono. Como se detalla en nuestro Informe sobre el cifrado de teléfonos inteligentes y la seguridad pública, estas inspecciones nos permiten resolver crímenes y exonerar a inocentes en todos los vecindarios de Manhattan, incluyendo su distrito.

Finalmente, usted escribe que “los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deberían estar trabajando con compañías tecnológicas y líderes de la industria para aumentar y mejorar las protecciones [de ciberseguridad]”, pero “CyVance está haciendo exactamente lo contrario”. De hecho, desde 2010, mi oficina ha desarrollado la experiencia, la tecnología y las asociaciones para convertirse en líder nacional en la prevención del delito cibernético. En 2015, cofundé la Alianza Global Cyber, una asociación público-privada que ahora comprende 220 socios en 25 países, que desarrolla herramientas gratuitas y de código abierto para ayudar a las organizaciones de todos los tamaños a combatir las amenazas cibernéticas maliciosas. Más recientemente, GCA trabajó con la ciudad de Nueva York en el programa NYC Secure, que protege a los usuarios del sistema de WiFi público de la ciudad y al mismo tiempo amplía el alcance de la tecnología de navegación segura para millones de residentes y visitantes. Tenga la seguridad de que estamos trabajando todos los días con “compañías tecnológicas y líderes de la industria” para aumentar la ciberseguridad para los neoyorquinos.

Me complacería compartir información adicional sobre nuestra posición sobre el cifrado de teléfonos inteligentes, incluyendo ejemplos de casos que demuestran cuán importante ha sido esta evidencia en nuestro trabajo para brindar justicia a las víctimas de delitos en Manhattan. Espero que podamos continuar este importante diálogo.

 

Atentamente,

Cyrus R. Vance, Jr.

 

Cyrus R. Vance, Jr. es el fiscal del distrito del condado de Nueva York. Para obtener más información, visite manhattanda.org o llame al 212.335.9000.