$3.2 billion loss in tax revenue: Comptroller
Pérdida de $3.2 mil millones de dólares en ingresos fiscales: contralor

  • English
  • Español

$3.2 billion loss in tax revenue: Comptroller

“We need to save now, before it’s too late,” said City Comptroller Scott Stringer.

Prioritize – and be prudent.

Fearing a massive loss of tax revenue due to business shutdowns related to the coronavirus, New York City Comptroller Scott Stringer is asking the city to identify ways to set aside $1.4 billion to protect social services for vulnerable residents.

An analysis released by the Comptroller’s office predicted that losses in the entertainment, restaurant, hotel, and tourism sectors could cost the city $3.2 billion in lost tax revenues over the next six months.

Stringer called on the city to identify means of potential savings, suggesting a target of four percent of city tax levy-funded agency spending with exceptions for social service agencies, Department of Health and Mental Hygiene, and NYC Health + Hospitals that would add up to approximately $1.4 billion.

“As we brace for the economic fallout of the COVID-19 pandemic, we must protect our children, our seniors, our small businesses, and the arts and cultural organizations that are core to our economy and our identity as a city,” said Stringer. “We’re facing the possibility of a prolonged recession — we need to save now, before it’s too late, if we’re going to weather the downturn ahead.”

Stringer suggested measures to help alleviate the economic impact.

Stringer’s prediction of $3.2 billion in tax revenue losses was based on projections that restaurant sales would decline by 80 percent for the rest of the fiscal year, hotels would maintain approximately 20 percent occupancy, and retail sales would decline by 20 percent.

Stringer also recommended additional measures, such as the deferral of sales tax payments due March 20th for hotels, restaurants, and small storefront retail; waiving of small business fines and fees; and the creation of a small business grant program like that created after 9/11 for lower Manhattan.

“The vital services for our most vulnerable populations and institutions during lean times will depend on prudent, responsible budgeting today, as will the level of relief we as a city can help to deliver to the hotel, restaurant, entertainment, social service and retail workers who are bearing the brunt of this crisis,” Stringer said. “I stand ready to facilitate and assist our city’s response to this emergency with any powers within my authority.”

For more, please visit comptroller.nyc.gov.

Pérdida de $3.2 mil millones de dólares en ingresos fiscales: contralor

“Necesitamos ahorrar ahora, antes de que sea demasiado tarde”, dijo el Contralor de la Ciudad Scott Stringer.

Prioricen y sean prudentes.

Temiendo una pérdida masiva de ingresos fiscales debido al cierre de negocios relacionados con el coronavirus, el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, pide a la ciudad identificar formas de reservar $1.4 mil millones de dólares para proteger los servicios sociales para residentes vulnerables.

Un análisis publicado por la oficina del contralor predijo que las pérdidas en los sectores de entretenimiento, restaurantes, hoteles y turismo podrían costarle a la ciudad $3.2 mil millones de dólares en ingresos fiscales perdidos en los próximos seis meses.

Stringer pidió a la ciudad identificar medios de ahorro potencial, sugiriendo un objetivo del cuatro por ciento del gasto de las agencias, financiado por el impuesto municipal, exceptuando aquellas que realizan servicios sociales, el Departamento de Salud e Higiene Mental y NYC Health + Hospitals que sumarían aproximadamente $1.4 mil millones de dólares.

“A medida que nos preparamos para las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19, debemos proteger a nuestros niños, nuestros adultos mayores, nuestros pequeños negocios y a las organizaciones artísticas y culturales que son fundamentales para nuestra economía y nuestra identidad como ciudad”, dijo Stringer. “Estamos ante la posibilidad de una recesión prolongada. Necesitamos ahorrar ahora, antes de que sea demasiado tarde, si vamos a soportar la recesión”.

La predicción de Stringer de pérdidas de ingresos fiscales de $3.2 mil millones de dólares se basó en proyecciones de que las ventas de los restaurantes disminuirían en un 80 por ciento durante el resto del año fiscal, los hoteles mantendrían aproximadamente el 20 por ciento de ocupación y las ventas minoristas disminuirían en un 20 por ciento.

Stringer sugirió medidas para ayudar a aliviar el impacto económico.

Stringer también recomendó medidas adicionales, como el aplazamiento de los pagos del impuesto a las ventas que vencen el 20 de marzo para hoteles, restaurantes y tiendas minoristas pequeñas; exención de multas y tarifas de pequeños negocios; y la creación de un programa de subvenciones para pequeños negocios como el creado después del 11 de septiembre para el bajo Manhattan.

“Los servicios vitales para nuestras poblaciones e instituciones más vulnerables durante los períodos de escasez dependerán de un presupuesto prudente y responsable en la actualidad, al igual que el nivel de alivio que nosotros, como ciudad, podamos ayudar a entregar a los trabajadores de hoteles, restaurantes, la industria del entretenimiento, los servicios sociales y minoristas, quienes son los más afectados por esta crisis”, dijo Stringer. “Estoy preparado para facilitar y ayudar a la respuesta de nuestra ciudad a esta emergencia con cualquier poder dentro de mi autoridad”.

Para más información, por favor visite comptroller.nyc.gov.