Trash Talkers
En la zona

  • English
  • Español

Trash Talkers

Get in the zone.

A new study indicates that establishing commercial waste collection zones in New York City could reduce sanitation truck traffic and air pollution, according to the Department of Sanitation (DSNY) and the Business Integrity Commission (BIC).

The two entities have released a study on the city’s private carting companies, which collect more than three million tons of waste and recyclables per year from the city’s restaurants, hotels, offices and other businesses.

A commercial waste collection zone system would divide the city into several geographic zones and assign private waste carters to serve businesses within each zone through a competitive bidding process.

In this type of system, the study indicated, trucks would travel shorter distances, resulting in far less overlapping truck traffic on commercial streets and highways.

Making the point.

Making the point.

The study also found that collection zones would reduce other air pollutants, including those most closely linked with asthma and other respiratory illnesses.

Commercial waste collection zones could reduce truck traffic associated with commercial waste collection by 49 to 68 percent and reduce greenhouse gas emissions up to 64 percent, the study showed.

“The magnitude of the improvements in air quality and reduction in truck traffic coupled with the projected stable pricing for businesses the study found are compelling reasons for implementation of commercial waste collection zones,” said DSNY Commissioner Kathryn García. “This study is the first step toward developing a more efficient and effective commercial waste collection system in New York City for businesses, employees and the public at large.”

Over the next two years, DSNY and BIC will work with the City Council, private carting companies and environmental advocates to develop an implementation plan for commercial waste reform in New York City, said sanitation officials.

The plan will establish a framework for creating commercial waste collection zones that will improve customer service standards, achieve the city’s environmental goals, set clear standards for worker safety, and allow for new investments in recycling infrastructure and cleaner trucks.

The companies collect more than three million tons of waste and recyclables per year.

The companies collect more than three million tons of waste and recyclables per year.

“It is clear that we should move ahead in our examination of how a zone collection model for commercial waste removal in the city could help reduce truck traffic and vehicle emissions, achieve greater recycling rates, especially for organic materials, and create greater uniformity in the trade waste industry as a whole,” said BIC Commissioner Daniel Brownell.

  • Gregg McQueen

The full results of the study can be read at nyc.gov/privatecarting.

En la zona

An implementation plan for commercial waste reform is in development.

Están desarrollando un plan para la reforma de residuos comerciales.

Priorizar lo privado.

Un nuevo estudio indica que establecer zonas de recogida de residuos comerciales en la ciudad de Nueva York podría reducir el tráfico de los camiones de recogida de basura y la contaminación del aire, de acuerdo con el Departamento de Recogida de Basura (DSNY por sus siglas en inglés) y la Comisión de Integridad Empresarial (BIC por sus siglas en inglés).

Las dos entidades han lanzado un estudio sobre empresas privadas de la ciudad que recogen anualmente, más de tres millones de toneladas de residuos y reciclables, de restaurantes, hoteles, oficinas de la ciudad y otros negocios.

Un sistema de zonas de recogida de residuos comerciales dividiría a la ciudad en varias zonas geográficas y asignaría carreteros privados de residuos para servir a las empresas dentro de cada zona a través de un proceso de licitación.

En este tipo de sistema, el estudio indicó, los camiones viajarían distancias más cortas, lo que resultaría en superponer mucho menos el tráfico de camiones en las calles comerciales y autopistas.

El estudio también encontró que las zonas de recolección reducirían otros contaminantes del aire, incluyendo los más directamente relacionados con el asma.

Las zonas de recogida de residuos comerciales podrían reducir el tráfico de camiones asociado con la recogida de residuos comerciales en un 49 a 68 por ciento y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta un 64 por ciento, según el estudio.

“La magnitud de las mejoras en la calidad del aire y la reducción en el tráfico de camiones, junto con la fijación de precios estables proyectados para las empresas, el estudio encontró razones de peso para la implementación de zonas de recogida de residuos comerciales”, dijo la comisionada del DSNY, Kathryn García. “Este estudio es el primer paso hacia el desarrollo de un sistema más eficiente y eficaz de recogida de residuos comerciales en la ciudad de Nueva York para las empresas, los empleados y el público en general”.

Durante los próximos dos años, el DSNY y el BIC trabajarán con el Ayuntamiento, empresas privadas y defensores del medio ambiente, para desarrollar un plan de ejecución para la reforma de residuos comerciales en la ciudad de Nueva York, dijeron las autoridades sanitarias.

The companies collect more than three million tons of waste and recyclables per year.

Las empresas recogen anualmente más de tres millones de toneladas de residuos y reciclables.

El plan establecerá un marco para la creación de zonas de recogida de residuos comerciales que mejoren los estándares de servicio al cliente, lograr objetivos ambientales de la ciudad, establecer normas claras para la seguridad de los trabajadores y permitir nuevas inversiones en infraestructuras de reciclado y camiones más limpios.

“Está claro que debemos avanzar en nuestro examen de cómo un modelo de zonas de recogida para la eliminación de residuos comerciales en la ciudad podría ayudar a reducir las emisiones del tráfico de camiones y vehículos, lograr mayores tasas de reciclaje, especialmente para materiales orgánicos, y crear una mayor uniformidad en el comercial de la industria de residuos en su conjunto”, dijo el comisionado BIC Daniel Brownell.

Los resultados completos del estudio se puede leer en nyc.gov/privatecarting.

  • Gregg McQueen