The Battle of the Bottle
La batalla de la botella

  • English
  • Español

The Battle of the Bottle

From the New York League of Conservation Voters

Americans use almost 50 billion plastic water bottles every year.

Americans use almost 50 billion plastic water bottles every year.

With temperatures soaring high this summer, more and more of us are purchasing bottled water to fight the heat.

However, avoiding bottled water is one of the most important choices you can make to combat climate change, reduce waste, and promote public health.

Every year Americans use almost 50 billion plastic water bottles, but only 23 percent of those bottles are ultimately recycled. That means that 67 percent of water bottles are sent to landfills or else left to pollute our parks, waterways, and oceans.

Plastic is an incredible waste problem because it virtually never decomposes, instead it breaks down into smaller and smaller pieces which can be consumed by all kinds of wildlife.

Chemicals in plastic water bottles, like antimony, is known to cause dizziness and depression and in high doses can even lead to death. Although many consumers think that bottled water is cleaner and better for their health, studies show that tap water is cleaner than bottled water in a test of more than 1,000 bottles.

Furthermore, manufacturing water bottles is extremely energy intensive.

To meet America’s annual demand for bottled water, more than 17 million barrels of oil is needed, which is enough to fuel 1.3 million cars for a year. In order to contextualize the energy needed for a single bottle, the Pacific Institute estimates that the total energy embedded in our use of bottled water is equivalent to filling the bottle with oil up to one quarter full.

If the environmental reasons aren’t enough to convince you to stop using bottled water, the fact that bottled water is at least 300 times more expensive than tap water should be enough to deter you from purchasing single-use water bottles.

Instead, consider using a reusable water bottle that can be filled at the tap wherever you go.

For more information, please visit nylcvef.org.

La batalla de la botella

De la Liga de Conservación de Votantes de Nueva York

Only 23 percent  of bottles are recycled.

Sólo el 23% de las botellas se reciclan.

Con temperaturas cada vez más altas este verano, más y más de nosotros estamos comprando agua embotellada para combatir el calor.

Sin embargo, evitar el agua embotellada es una de las opciones más importantes que usted puede tomar para combatir el cambio climático, reducir el desperdicio y promover la salud pública.

Cada año los estadounidenses utilizan casi 50 mil millones de botellas plásticas de agua, pero sólo el 23 por ciento de esas botellas se reciclan en última instancia. Eso significa que el 67 por ciento de las botellas de agua son enviadas a vertederos o dejadas para contaminar nuestros parques, vías fluviales y océanos.

El plástico es un problema de desperdicio increíble porque prácticamente nunca se descompone, sino que se deshace en piezas cada vez más pequeñas que pueden ser consumidas por todo tipo de vida silvestre.

Los productos químicos en botellas de agua de plástico, como el antimonio, se sabe que causa mareos y depresión y en dosis altas puede incluso conducir a la muerte. Aunque muchos consumidores piensan que el agua embotellada es más limpia y mejor para su salud, estudios demuestran que el agua del grifo es más limpia que el agua embotellada en una prueba de más de 1,000 botellas.

It is important to keep hydrated.

Es importante mantenerse hidratado.

Además, la fabricación de botellas de agua es extremadamente demandante en energía.

Para satisfacer la demanda anual de agua embotellada de Estados Unidos, se requieren más de 17 millones de barriles de petróleo, Que es suficiente para alimentar 1,3 millones de coches durante un año. Con el fin de contextualizar la energía necesaria para una sola botella, el Instituto del Pacífico estima que la energía total incorporada en nuestro uso de agua embotellada es equivalente a llenar la botella con petróleo hasta un cuarto completo.

Si las razones ambientales no son suficientes para convencerle de dejar de usar agua embotellada, el hecho de que el agua embotellada sea por lo menos 300 veces más cara que el agua del grifo debería ser suficiente para disuadirle de comprar botellas de agua de un solo uso.

En su lugar, considere el uso de una botella de agua reutilizable que pueda llenar en el grifo a donde quiera que vaya.

Para obtener más información, por favor visite nylcvef.org.